Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Mi Padre Volverá a Vivir
.
Fotografía: Studiomill
Mi padre murió no hace mucho, a la edad de 97 años. No sufrió. De hecho, había estado limpiando la casa, manejando su coche, haciendo sus propias compras y cocinando durante las tres semanas anteriores a su deceso. Nos sentíamos contentos de haberlo tenido con nosotros por tanto tiempo.

Pero cien años no son suficientes. Todos nosotros deseamos que las personas no tuvieran que morir. ¿Tiene Dios en mente algo mejor para nosotros? ¿Volveré a ver a mi padre, alguna vez?

La Biblia nos pregunta: “El hombre que muere, ¿volverá a vivir? (Job 14:14, RV). Jesús responde esta pregunta: “Yo soy el que da la vida y el que hace que los muertos vuelvan a vivir. Quien pone su confianza en mí, aunque muera, vivirá” (Juan 11:25, TLA).

Estos versículos nos dan mucha esperanza, pero ¿cuándo sucederá éso? En Juan 6:40 Jesús nos dice lo siguiente: “…y yo lo resucitaré en el día final” (RV).

Si está sufriendo porque acaba de perder a un ser querido, hay esperanza para usted. La Biblia dice que la muerte no es el final de la vida. Piense que es sólo una postergación de ella. Algún día, todas las esperanzas, planes y sueños que usted ha dejado en suspenso debido a la muerte, se harán realidad.

La Muerte No Fue una Idea de Dios

Como usted ve, nunca fue el plan de Dios que alguien se enfermara y muriera. Cuando Dios creó nuestro mundo no existía la enfermedad, el dolor ni la muerte. Estas cosas fueron causadas por el pecado. “El primer pecado en el mundo fue la desobediencia de Adán. Así, en castigo por el pecado, apareció la muerte en el mundo. Y como todos han pecado, todos tienen que morir” (Romanos 5:12, TLA).

En el principio, Dios permitió que el primer hombre y la primera mujer escogieran: Pecar o no pecar. No podemos culpar a Dios si ellos escogieron pecar. Fue culpa de ellos, no de Dios.

Ha tomado mucho tiempo para que las personas aprendan que la forma de actuar de Dios es la mejor manera de vivir la vida. Algunos nunca aprenden, pero Dios aún les da la oportunidad de hacerlo. Sin embargo, algún día la puerta de las oportunidades se cerrará. Dios pondrá fin al pecado y a la muerte. En Apocalipsis 21:5 Dios nos dice: “¡Yo hago todo nuevo!” (TLA).

Cuando estas cosas ocurran, la Biblia afirma que: “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas ya pasaron” (Apocalipsis 21:4, RV).

Espero el día para volver a ver a mi padre y estar junto a él y con todos mis seres queridos para siempre. Yo no puedo esperar a que ese día llegue, ¿y, usted?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Bob DuBose. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las version TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL © 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.