Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Presupuesto de Vacaciones
.
Fotografía: Oliver Delgado
¿Desea huir y relajarse junto a su familia, pero no puede pagar vacaciones costosas? Planificando por adelantado y enfocándose en lo más importante para usted en cuanto a las vacaciones, su familia puede gozar de una buena experiencia juntos.

Los tres gastos principales de la mayoría de las vacaciones son los asuntos relacionados con el viaje, las actividades o paseos y la comida. Tenga una reunión familiar para escoger los lugares preferidos por ustedes. Luego aminore los gastos en ellos.

Para reducir los gastos del viaje considere destinos que queden cerca de su hogar. Si es posible, quédese por la noche con amigos o familiares. O, si realmente desea tener una experiencia que vincule a su familia, ¡pruebe el ir a acampar! Tal vez usted también disfrute realizar excursiones desde su propio hogar durante las vacaciones. Averigue sobre lugares nuevos e interesantes para visitar cada día y volver a su hogar a dormir en su propia cama cada noche. Busque cupones de descuento de precios existentes en los lugares de atracciones locales.

A muchas de las familias les gusta visitar museos y zoológicos porque son entretenidos y educativos. Averigue acerca de aquellos que funcionan en base a “donaciones de bienvenida” o tienen un día a la semana en que las entradas son gratis o reducidas. El internet es un estupendo recurso para encontrar ese tipo de información. Usted también puede comprar entradas por adelantado para algunas de esas actividades; así podrá saber el costo exacto -¡y no tendrá sorpresas!

Cómo Ahorrar

Si usted está pensando adquirir sus vacaciones en algún plan de oferta, hágalo fuera de temporada, cuando los precios se reducen substancialmente. Considere pasar las vacaciones junto a otra familia para compartir los gastos; pero hágalo sólo si los conoce bien y tienen una estrecha amistad.

En cuanto a los alimentos, la forma menos costosa es empacar su propio cooler antes de salir de casa. Si su viaje es largo, deténgase en el camino en alguna tienda de abarrotes para reabastecer su suministro de productos frescos y de hielo. Además, busque aquellos hoteles que incluyan el desayuno en sus precios. En aquellos lugares que se lo permitan, lleve su propia bolsa de bocaditos y su botella de agua o jugo de frutas. Algunas veces, comprar comida para toda la familia puede costarle tanto como la actividad que usted fue a ver.

Al planear por adelantado e informándole de esos planes a su familia, puede gozar de unas vacaciones sin estrés realizando cosas que a usted realmente le gustan sin dañar sus finanzas. Y recuerde tomar fotografías de su familia jugando y disfrutando, ¡de modo que pueda recordar los momentos de unas fantásticas vacaciones!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2011 de
GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® .


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.