Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Los Perros Viejos Sí Aprenden
.
Fotografía: Mark Barner
No fui una madre estricta. Tenía mis reglas, pero si mis hijos jugaban bien sus cartas, a menudo encontraban la forma de romperlas.

Me cansé tanto de pedirle a mi hijo que tendiera su cama que le compré un saco de dormir. De algún modo, su cuarto no parecía tan desordenado. También se salió con la suya en cuanto a tomar lecciones de piano. Yo no podía soportar sus gemidos de protesta.

Solía amenazar a mis hijos conque tendrían que quedarse sin almuerzo o sin sus tareas si los dejaban en casa; pero siempre terminé llevándoselos al colegio. Y, si se quedaban sin su mesada, yo siempre estaba lista para hacerles un préstamo.

Pero con el tema del colegio yo era una roca. Aunque les tomara 10 años, ellos terminarían sus estudios. Uno de los novios de mi hija me describió como alguien que rinde más de lo esperado y, probablemente, tenía razón. Siempre pensaba que tenía que demostrarle algo a los demás y culpé mi inseguridad al hecho de no haber terminado mis estudios.

Cuando me pidieron convertirme en “la señora de” en lugar de una licenciada en bachillerato, me sentí lo máximo. Odiaba la escuela y era una mala estudiante. Creo que cuando terminé mi tercer año en Columbia Union College tenía un 2,0 como promedio general. Mi educación superior no había sido mucho mejor. Desde 1968 había pensado terminar mis estudios e, incluso, tomar unas pocas clases universitarias en el camino. Me encantaba el proceso de saber más de una asignatura y retener algo de lo aprendido, pero no terminé mis estudios.

Hace tres años recibí un correo electrónico acerca de estudiar por internet y decidí probar. Encontré una Universidad que me ofrecía más que un curso de negocios o de computación, un consejero me ayudó a obtener un préstamo para estudiantes y descubrió que tenía suficientes créditos para empezar mi tercer año. No puedo describir lo bien que me sentí.

Mi trabajo escolar consistía en un curso universitario que comenzaba y terminaba cada seis semanas. Era una estudiante de jornada completa, tenía un trabajo de tiempo completo y escribía artículos en forma independiente, además de un devocional para el año 2006 junto a mi hija. No ha sido fácil, pero en un mes me gradué con un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios con énfasis en Inglés y Psicología y obtuve un promedio de notas de 3,7. Ha sido costoso, largo y, a veces, agotador. ¿Si lo haría de nuevo? Desde luego. Mi sentido de logro está en su punto más alto.

Creciendo Todavía

Ahora que he demostrado que puedo aprender, ¿habrán desaparecido mis inseguridades? En su mayoría, sí; pero eso no tiene nada que ver con promedios de notas o con la cantidad de préstamos escolares que haya obtenido. Tiene que ver con haberme dado cuenta de qué es lo que me convierte en un ser valioso. Es el amor de Dios que siempre ha estado allí, esperándome para reconocer Su poder. El siguiente versículo, con algo de personalización agregada, lo resume para mí y usted no tiene que tener un título universitario para entenderlo: “Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida, ni la muerte, ni los ángeles, ni los espíritus, ni lo presente, ni lo futuro, ni los poderes del cielo, ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha demostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!” (Romanos 8:38, 39).

Así que no renuncie a sus sueños. Cumplirlos puede traerle mucho placer y no se preocupe demasiado por tener muchos años para comenzar de nuevo. A mis 58, imagino que moriré antes de terminar de pagar mis préstamos escolares. De modo que siga logrando metas, pero hágalo porque usted desea hacerlo. Y si a usted le complace, Aquel que nunca permitirá que viva separado de Su amor, también se sentirá muy complacido.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
 ______________________________

Por Dee Reed. Copyright © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.