Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Utilice su Personalidad
.
Fotografía: Danilevici Filipe
Cuando usted echa una mirada hacia las demás personas, rápidamente advierte que todos poseen una personalidad diferente. A alguien le encanta ser el centro de la atención, hablar mucho, estar con otras personas y mostrar una personalidad burbujeante. Otra persona será mandona, enjuiciará demasiado rápido a los demás y deseará estar siempre en control de todo. Alguien querrá mantener las cosas organizadas, que todo se haga correctamente, analizará todo y siempre se pondrá metas. Habrá alguien más que recorra un camino largo para evitar conflictos y mantener la paz. Ellos carecen de firmeza y de entusiasmo, pero tienen una personalidad agradable y un sentido del humor cargado de ironía. Usted podrá encajar en una, dos o más de estas categorías, así como yo.

Investigadores y científicos dedican sus vidas y millones de dólares para tratar de resolver cómo funcionan las diferentes personalidades, de quiénes las heredaron y a predicir lo que una persona hará en determinada situación. A menudo se preguntan, ¿por qué las personas son diferentes y por qué hacen lo que hacen? Se han realizado muchas teorías en relación a estas preguntas. Pero, ¿realmente significan algo?

¿Por qué tenemos que ser diferentes? Miremos lo que la Biblia tiene que decir. Pablo nos da una lista de dones espirituales incluyendo la sabiduría, el conocimiento, la fe, la sanidad, los poderes milagrosos, la profecía y mucho más (1 Corintios 12:8-11). Pablo nos explica que existen diferentes partes del cuerpo de la iglesia que requieren diferentes miembros para realizar las diferentes labores que esta demanda (1 Corintios 12:12-31). Dios nos hizo diferentes para realizar todas las labores de la iglesia. Una persona no puede hacerlo todo, pero cuando se une a los demás como un solo cuerpo, pueden llevarse a cabo.

Eres Especial

No se desanime cuando vea que una persona realiza grandes cosas para el Señor que usted nunca soñará hacer. Dios le creó para hacer algo específicamente especial. Realice lo que usted sabe que hará bien, en vez de hacer algo para lo que usted no es bueno. Pablo decía de sí mismo que era tímido (2 Corintios 10:1) y que no era un buen orador (2 Corintios 11:6). Pero el Señor utilizó al máximo las cualidades de su personalidad.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
 ________________________________

Por David Wolstenholm. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.