Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
¿Necesita un Consejero?
.
Fotografía: Carin Araujo 
Cuando le duela el corazón en forma crónica, no vacile en buscar un consejero profesional que pueda ayudarlo a través de su dolor emocional y a enfocar su vida nuevamente.

Cuando nuestros cuerpos se averían, vamos en busca de médicos y hospitales para obtener ayuda. Pero cuando nuestros corazones y mentes sufren, cuando las cosas parecen ir de mal en peor, ¿a dónde vamos? Si usted sufre de depresión crónica, de abuso químico o de ansiedad aguda sobre un asunto del cual no puede salir a flote, un consejero profesional puede ser la mejor respuesta.

Algunas personas acarrean un estigma al tratar de obtener ayuda para su salud mental. No permita que eso sea una barrera. Elías, el gran profeta de Dios, una vez oró que deseaba morir (ver 1 Reyes 19:1-8). Lea algunos de los Salmos del Rey David. Ciertamente, él tuvo momentos muy desalentadores. Lea Proverbios 15:22: “Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan.” Usted puede encontrar una gran ayuda a través de un buen consejero profesional.

Los consejeros vienen en una variedad de colores. ¿Cómo escoger a uno bueno? He aquí algunas áreas que hay que tomar en cuenta:

Investigue. Cuando escoja a un consejero, recuerde que usted es quien manda. Llame a diferentes oficinas, haga preguntas, confeccione una lista o reúna los nombres de aquellos consejeros que tengan sus amigos. Algunos consejeros pasarán minutos en el teléfono, de manera que puede detectar si esa es la persona correcta para usted; otros permitirán que usted tenga una sesión gratis con ellos. No tenga miedo de decir, “Ando en busca de un buen consejero.”

Tarifas. Existe una amplia variedad de honorarios en consejería profesional dependiendo de la habilidad y destreza que posea el consejero. El costo varía entre $30 a $130 dólares por hora, o más. Por lo general, una oficina de consejería tendrá una escala fluctuante de precios que se ajuste a sus ingresos. Muchos consejeros trabajan en conjunto con los seguros de asistencia médica.

Capacitación. Pregunte acerca de la capacitación del consejero. ¿Dónde hizo sus estudios? ¿Tiene licencia que lo acredita como tal? Existe una gama de diferentes tipos de consejeros profesionales. Algunos son licenciados en Asistencia Social, Consejeros Profesionales, Terapeutas Matrimoniales y Familiares y Psiquiatras Certificados (que también son médicos) … y muchos más, que podrían ser enumerados aquí. Sus necesidades determinarán qué tipo de consejero usted elige. Y, si no está seguro, ¡pregunte!

Conectarse. Uno de los elementos claves de un consejero exitoso, es la relación que tiene con el paciente. ¿Se conecta con usted? ¿Muestra compasión? ¿Es un buen oyente? ¿Se siente cómodo con él? ¿Lo “detecta” antes de que usted tenga la oportunidad de compartir con él? Siga su instinto. Si no “se conectan” mutuamente, busque a otro profesional.

Creencias. Sus valores pueden estar o no en concordancia con los de su consejero. Tal vez usted posea valores cristianos que no encajan con los de él. Este puede ser un problema si es que su consejero le sugiere que vea películas pornográficas ¡para arreglárselas en su vida sexual! Mantenga esto en mente al pesar sus opciones.

Técnicas. Existen diferentes tipos de estilos de consejería. Muchos de ellos se enfocan en su pasado (niñez) y toman mucho tiempo explorando el trauma. Otros están orientados en la solución del problema y se enfocan en el presente. Es muy útil mirar el cuadro completo. Ciertamente, su pasado impacta su presente, pero enfocarse interminablemente en las heridas del pasado no cura, transforma el problema en algo tan duro como el cemento. Uno de los mejores estilos (en términos de resultados más exitosos en estudios de investigación) es la “terapia Cognoscitiva de la Conducta” que enseña de qué forma lo que usted piensa impacta lo que usted siente. Y si su pensamiento está torcido (que a menudo es cuando usted sufre de ansiedad y depresión), este impactará sus sentimientos.

No sienta temor de llamar o visitar varias consultas de consejería profesional. No hay nada malo en decidir hacer una buena elección viendo las diferentes opciones. Y por todo lo que ello significa, deje de ver a un consejero si en algún momento usted se siente violentado por él.

Un pensamiento más… Si usted se ha sentido agobiado por la vida y está considerando el suicidio, llame inmediatamente a alguien que pueda ayudarlo. Esta opción de quitarse la vida no vale la pena. Sus sentimientos temporales de desesperación pueden cambiar. ¡Existe esperanza! Si usted no sabe a quién llamar y desea terminar con su vida, entonces marque el 9-1-1 en su teléfono y tendrá ayuda inmediata. Los consejeros profesionales pueden ser personas compasivas que lo escuchan terapéuticamente y lo guían hacia soluciones curativas que su mente y corazón son desafiados a enfrentar.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores _______________________________

Por Curtis Rittenour. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.