Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Una Respuesta Poco Común
.
Fotografía: Hemera
¡La oración de una madre es contestada con cárcel!

Cheryl me contó la historia de Brian, su hijo mayor.

Había crecido como un buen chico, de hecho, había instado a su familia a asistir a la iglesia cuando apenas tenía doce años de edad. Y lo hicieron. Y no dejaron de asistir aunque en algún trecho del camino él comenzó a juntarse con los amigos equivocados y entró en el mundo de las drogas. Inocentemente, al principio, pero finalmente se volvió un hábito difícil de controlar.

Cheryl oró: “Dios, necesito tu ayuda. Salva a mi hijo.” La respuesta llegó. Brian fue detenido por posesión ilícita de drogas y acabó en la cárcel. Fue muy difícil para esta madre tener a su hijo en la cárcel. Tuvo que ser la peor experiencia de su vida y la más vergonzosa como madre, pero quizás Dios estaba obrando de esa forma.

¡Encarcelado, pero Libre!

Lo estaba. Brian salió del hoyo en que se encontraba. Clamó a Dios y le pidió que le mostrara Su rostro aquella noche en la cárcel, o se rendiría para siempre. Aquella noche, Dios se hizo presente. Le mostró Su rostro. No ha sido capaz de explicar cómo sucedió, pero desde entonces, Brian ha estado entregado al Señor. Ha llevado siempre la cruz de madera alrededor de su cuello, la misma que llevaba aquella noche. Es un visible recordatorio de que Dios escuchó su oración y le contestó.

Jesús nos dice: “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre” (Lucas 11:9,10).

El nos dice que para que sucedan estas cosas, debemos pedir. Cheryl lo hizo. Brian, también. ¿Al enfrentar lo imposible? ¿Al encarar lo posible? Hoy, Brian está mucho mejor. Continúa luchando con sus elecciones y malos hábitos, pero siempre habla con Dios y le cuenta a otros de El. Están unidos. Ha sido visto en la iglesia enviándole un beso al Señor, en gratitud por Su amor hacia él. ¿Qué más puede pedir una madre?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Chad McComas. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.