Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Leyes y Penalidades
.
Fotografía: iStock
¿Sabía usted que si todos en el país obedeciéramos las leyes dadas por el gobierno, usted no tendría que cerrar sus puertas de noche? No tendría que ponerle seguro a su carro cuando vaya a la tienda y no le daría miedo caminar por las calles durante la noche. Las leyes que impone el gobierno son para que estemos seguros, no para molestarnos.

Para que usted pueda trabajar para el FBI o la CIA tiene que haber vivido una vida casi perfecta –por lo menos, ante los ojos de las autoridades. Esto es válido para cualquier agencia del cumplimiento de la ley a través de nuestro país, inclusive, para la patrulla de carreteras, la oficina del alguacil y la policía de la ciudad donde usted vive. Esto es importante para ellos, porque son los que hacen cumplir la ley en la tierra y no desean que sus propios miembros la quebranten.

Antes de ser cristiano tuve algo así como un pasado turbulento. Pensé en unirme al FBI después de terminar la Universidad, pero rápidamente me di cuenta que ellos jamás me aceptarían, aunque hubiera cambiado. El FBI realiza una investigación a fondo de usted y lo hace pasar por la prueba de un polígrafo (detector de mentiras). Debido a que en el pasado no cumplí las leyes impuestas por el gobierno, hoy no puedo trabajar para ellos.

Ante los Ojos de Dios

A diferencia del FBI, Dios nos perdona y olvida nuestro pasado. El perdonó todos mis errores y pecados anteriores y me ha transformado en una nueva criatura (2 Corintios 5:17). Le doy gracias a Jesús por salvarme de la muerte. Este mismo perdón está disponible para todos. Usted también puede ser salvo de la muerte y de la destrucción eternas.

Jesús dijo que los dos mandamientos más grandes eran amar a Dios y amar a nuestro prójimo (Mateo 22:37-39). Pero, ¿cómo sabemos qué es el amor? Sencillo. Jesús dijo: “De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” (v. 40). Así que los Diez Mandamientos nos enseñan cómo amar. Los primeros cuatro nos enseñan cómo amar a Dios, y los últimos seis nos muestran cómo amarnos los unos a los otros. ¡Es suficientemente fácil de aprender! ¿Ama, usted, profundamente?

Al igual que las leyes del gobierno, si todos obedecemos las leyes de Dios, viviríamos en un mundo perfecto. Seríamos más felices. Los Diez Mandamientos han sido dados para que estemos seguros y seamos libres. Voto porque permitamos que Dios escriba Sus leyes en nuestros corazones y mentes.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a 
______________________________

Por David Wolstenholm. Derechos © 2015 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.