Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Meditaciones Con Sentido
.
Foto: Lynne Lancaster
“Cuando se calmó la tormenta, ellos se pusieron muy contentos y Dios los llevó a su destino” (Salmos 107:30).

En nuestros días a los cuales se ha llegado a denominar “la era de la información” y cuando nuestros sentidos son constantemente bombardeados con estímulos, el silencio puede ser un tesoro escondido. A menudo nos encontramos anhelando la quietud y la paz mental en medio de un ataque violento de confusión y catástrofe.

Si la riqueza de alguien es medida por su pensamiento, como la del autor y naturalista Sam Campbell, entonces manipular nuestros pensamientos cotidianos es de un valor extremo. Una definición de meditación que me gusta, es la siguiente: Aquietar el interminable parloteo de su mente y escuchar la aún pequeña voz de Dios en su interior.
La meditación y la oración son grandes temas, y tienen un significado distinto para cada persona. He descubierto cuatro cosas que otorgan consistencia y significado a mi búsqueda personal de los momentos de quietud para la meditación y la oración.

Primero, debo estar sinceramente comprometido al tiempo que tengo disponible. Escojo que sea temprano por la mañana para aminorar las interrupciones. Cuando necesito ánimo para continuar esta disciplina, reviso mentalmente lo que sucede cuando me salto estos momentos. Luego, necesito un lugar especial y privado. Puede ser un sillón o un escritorio específico o, si el tiempo lo permite, un lugar al aire libre. A algunas pesonas les gusta tener dos sillones, de manera que puedan imaginar que Cristo está junto a ellas. Siendo que soy una persona visual, tengo una pintura de Jesús que me gusta -fuerte, de cara al viento, sonriendo levemente, de mirada penetrante. Sé que es sólo un concepto artístico, pero me ayuda a permanecer enfocado.

Consejos Utiles

También ayuda tener los materiales necesarios a mano. Muchas personas leen la Biblia u otros libros inspiradores. Algunos escuchan música inspiradora y escriben en sus diarios de oraciones. Los escritos semanales en mi diario de oraciones me ayudan a concentrarme no sólo en sobre qué o por quién estoy orando, sino que también me sirven como una maravillosa fuente de paz y ánimo mientras repaso las páginas de pedidos seguidas por las respuestas que Dios me ha dado (he estado haciendo esto por 10 años.) Mi diario también hace que mis oraciones estén organizadas-cada día oro por una determinada categoría-¡así nunca siento que he olvidado algo importante por qué orar! No utilizo las mismas palabras cada día, aunque haya escrito y memorizado oraciones cortas que expresan el anhelo de mi corazón hacia Dios, las que repito constantemente.

Finalmente, he descubierto que unirse a personas afines que les guste discutir del tema y orar, es muy beneficioso. Los compañeros y las cadenas de oración no sólo otorgan más temas por qué orar, sino que también más oportunidades para compartir el agradecimiento y la alabanza. Tal como otras disciplinas espirituales, la meditación y la oración llegan a ser más significativas con la práctica y la experiencia. Y, mientras crecemos espiritualmente, le prodigaremos menos tiempo al ruido aplastante y a la prisa de la vida en “la fila rápida”, dedicando más energía para desarrollar estándares espirituales para nosotros mismos y para las generaciones venideras.

¿No es fascinante que las cosas más reales en el mundo, son invisibles? Advertir la presencia del Invisible es una de las cosas más verdaderas y fascinantes de la vida.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2002.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.