Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Un Mejor Lugar
.
A lone hiker
Fotografía: Matthew Bowden
La cumbre del Monte Everest se llena de tanques de oxígeno y otros elementos innecesarios que utilizan los aficionados de los cuales se han ido despojando antes de la escalada final a la cima del mundo.

Durante sus misiones, las naves espaciales descargan excrementos humanos, basura y exceso de combustible hacia la profunda oscuridad de la galaxia, enviando millones de libras de deshechos hacia el universo.

Interminables tramos de las playas de Belice están llenos de latas de aluminio, pañales deshechables, bolsas de basura y otros deshechos que provienen tanto de la tierra como del océano, estropeando la perfecta naturaleza creada por Dios.

Voluntarios de las autopistas se congregan para limpiar trechos de la carretera interestatal llena de basura, lanzada por los pasajeros de los vehículos.

Dondequiera que la raza humana esté ¬-en tierra, en agua o en el espacio- dejamos un rastro de basura a nuestro paso.

Empáquelo, Desempáquelo

A mi esposo le encanta pasar su tiempo libre andando en bicicleta, excursionando y escalando montañas. El conoce la regla número uno para disfrutar de la naturaleza: déjelo mejor de lo que lo encontró. Eso significa recoger cada pizca de basura que usted haya ocasionado personalmente, pero también limpiar donde otros no han sido tan responsables.

Antes de las botellas de plástico y las bolsas de basura, el pecado creó un caos en nuestra tierra perfecta. Regando muerte, destrucción y odio a su paso, había sólo una manera de limpiar del mal el planeta -el equipo de limpieza compuesto por un sólo Hombre.

Jesús se aventuró a venir a la tierra para volver a ensamblar la destrucción que Satanás le ocasionó a la raza humana, trayendo esperanza a gente desesperada. “Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él” (Juan 3:17). Más que simplemente limpiar la tierra de pecado, Dios ha creado un lugar que jamás podríamos imaginar. En Juan 14:2-3, Jesús anima a sus discípulos, diciéndoles: “…voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis.”

A través de su sacrificio, podemos esperar un futuro para nosotros. Ya no estamos cubiertos por la suciedad del pecado, sino que somos personas que brillan en Cristo, con la luz de su perfecto amor.

El vino a la tierra y la dejó mejor de lo que la encontró. Y esas son buenas noticias para todos nosotros.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
 ______________________________

Por Lauren Schwarz. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.