Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Estuve allí, lo Hice
.
Foto: Anissa Thompson
“Un esfuerzo realizado por la felicidad de los demás nos eleva sobre nosotros mismos.” –Lydia M. Child

Algunas personas se han casado, divorciado, casado otra vez, divorciado de nuevo y quedado solas una vez más.  Como el título de este artículo lo dice, estuve allí, lo hice, y lo haría nuevamente.

¿Por qué? Porque aprendemos en el camino. Es lamentable que tuvo que tomar 30, 40 ó 50 años para darnos cuenta cómo vivir de la manera que deseábamos.

Todas las niñas sueñan con un vestido de novia de seda, una luna de miel romántica, viviendo felizmente para siempre en una casita con cerca blanca en el campo, un perro, un gato y unos cuantos niños riendo tontamente mientras corren por la casa.

¿Qué falló? Somos humanos y, a menudo, nos hacemos esperanzas poco realistas cuando somos jóvenes (y, a veces, también cuando somos más adultos). Esperamos que nuestro cónyuge sea perfecto para cumplir con cada una de nuestras necesidades y cuide de nosotros de la forma fantasiosa que pensamos que sucedería en nuestros  sueños más infantiles.

Amor Auténtico

En algún lugar leí que las mujeres se casan para que los hombres las hagan llegar a ser lo que desean ser, y los hombres se casan con las mujeres por lo que ellas son. Mujeres, pongan a un lado su orgullo. A veces es bueno aprender de los hombres. El tener una relación saludable comienza con la honestidad y la franqueza. Que en el menú de la comunicación diaria con su cónyuge usted pueda demostrarle amor por lo que es, y no por lo que usted espera que llegue a ser.

Como dijo Joan Crawford una vez: “El amor es fuego. Pero nunca podrás saber si va a entibiar o a encender tu hogar.”

El matrimonio, como cualquier buena relación, requiere mucho compromiso. Requiere que dos personas estén dispuestas a escuchar lo que la otra necesita de ellos. Un matrimonio exitoso no significa dar con el compañero correcto; significa ser el compañero perfecto. Tampoco quiere decir que el matrimonio sea perfecto o se espere que la otra persona sea perfecta sino reconocer y saber cuáles son sus diferencias y similitudes, aceptándolas y haciéndolas encajar perfectamente.

No pueden fallar si se toman de las manos mientras están en desacuerdo, concuerdan en ser amigos ota vez y combinan una dosis grande de humor. Pasear juntos tomados de la mano en una puesta de sol, es la forma en que termina cada buena película que tiene que ver con las relaciones. Es la única forma de pasear con su pareja.

Así que haga la decisión desde hoy en adelante de poner fin al fuego de la destrucción y mantenga cálido su hogar con el fuego del amor y de la aceptación.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Denise Taylor, seudónimo. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.