Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Identidad Errónea
.
Fotografía: Helmut Gevert
Dos de los mejores amigos de mi hijo son Mark y Miles, de 10 años de edad. No sólo son hermanos, sino que gemelos -gemelos idénticos. Son tan semejantes que a veces sus propios padres tienen que detenerse para darles una segunda mirada y saber quién es quién.

Aunque nuestras familias han sido amigas por más de dos años, todavía no puedo hacer la diferencia entre ellos. Uno de ellos tenía un gran rasguño en la nariz por bastante tiempo, lo que ayudaba a distinguirlos. Entonces sanó del rasguño y volvimos a adivinar sus identidades. Los gemelos a menudo se visten iguales o, a veces, intercambian las camisas -uno de los dos lleva cierta camisa y la próxima vez que los tiene frente a usted, ¡es el otro gemelo el que la lleva puesta! Es tan confuso, que he renunciado a tratar de idenfiticarlos correctamente.

Mark y Miles, sin embargo, parecen gozar de la confusión que causan. (Pienso que eso es mejor que ser molestado constantemente por las personas nombrándolos incorrectamente.) Por ejemplo, un día los chicos decidieron tomarle el pelo a la maestra de música de Mark. Siendo que Mark toca el violín y Miles toma lecciones de piano, ambos chicos pueden leer música. Miles fingió ser Mark y tomando el violín en forma correcta, logró hacer chirriar las notas del corito Twinkle, Twinkle Little Star. Pero no tomó mucho tiempo para que la maestra se diera cuenta que algo estaba ocurriendo con su alumno. En verdad, ese no era su alumno, ¡sino un impostor!

Tiene que Conocerlos

Cuando le pregunté a mi hijo por algunos indicios para reconocer a sus amigos, él me contestó: “Oh, es fácil, mamy. Sólo tienes que conocerlos.” Obviamente, la razón por la cual a él los gemelos no le parecen idénticos, es porque se ha pasado bastante tiempo con ellos; ya sea hablando, riéndose, yendo a excursiones y trabajando en diferentes proyectos. El conoce sus expresiones faciales, sus gestos, sus hábitos y la entonación de sus voces.

Cuando considero mi propio crecimiento cristiano, ¿qué lecciones puedo aprender de mi hijo y sus amigos? Tengo que preguntarme a mí mismo: ¿Soy capaz de distinguir exactamente entre la verdad y el error? ¿Puedo conocer la identidad verdadera de las personas -son realmente los que profesan ser? ¿He pasado suficientemente tiempo con Jesús y en el estudio de la Palabra para evitar ser engañado? ¿Conozco lo suficientemente bien a Jesús para identificarlo de un impostor?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
_______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.