Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Haciéndolo Sola
.
Fotografía: Daniel Albiez 
“En el análisis final, no es lo que usted hace por sus hijos, sino lo que usted les ha enseñado a hacer por ellos mismos lo que los convertirá en seres humanos exitosos.” -Ann Landers


El criar solos a los hijos puede parecer una tarea abrumadora que nunca termina.

Había sido esposa y madre durante doce años. Un día, todo cambió. Después del divorcio, tuve que sostenerme a mí misma y a mis hijos. Lo había hecho bien como mamá, pero eso no me ayudaba a pagar las cuentas. Así que me mudé a 3.000 millas de mi familia para completar mi educación universitaria, comenzar una carrera en el mundo laboral y empezar una nueva vida junto a mis dos hijos pequeños.

No fue fácil, pero lo logramos. Mis hijos y yo hicimos un pacto. No viviríamos en el pasado, como tampoco hablaríamos negativamente acerca de él. Trabajaríamos como un equipo para mantener aseado el ambiente hogareño y que todo funcionara. Conversamos mucho entre nosotros acerca de todo. Nos ayudamos entre todos con nuestros deberes. Nos respetamos mutuamente y apreciamos lo que hacíamos por el otro. Nos escribíamos notas de cariño o de ánimo. Hicimos una lista de responsabilidades y las compartíamos entre todos.

Mis hijos ahora tienen 24 y 27 años de edad. Cuando miro hacia atrás y pienso en los últimos 14 años, sé que Dios nos estaba cuidando y pudimos enfrentarlo todo debido a que dependimos de El, y de cada uno de nosotros.

Dando y Obteniendo Apoyo

Ofrézcale a sus hijos estructura y consistencia. Descubra el gozo en actividades diarias junto a ellos. Sorpréndalos haciendo lo bueno. Refuércelos positivamente. Reconozca sus destrezas y talentos. Anímelos. Hágase amiga de otros padres sin pareja, y júntense a menudo.

Cuando deje de tratar que sus hijos encajen en la fantasía que usted tiene acerca de lo que debieran ser, sólo entonces podrá descubrir quiénes son realmente y será capaz de apreciarlos. Cuando usted comience a relajarse acerca de la situación que enfrenta, su vida inmediatamente llegará a ser más fácil.

Permítale a sus hijos la libertad de pensar por sí mismos y que lleguen a ser para lo cual nacieron. Siempre esté disponible para ellos. La recompensa es innumerable por todo lo que ellos le devolverán a usted.

“Hay sólo dos legados que podemos darle a nuestros hijos. Uno de ellos son las raíces; el otro, las alas.” -Hodding Carter

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Denise Taylor, seudónimo. Derechos © 2006 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. 


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.