Home > Archives > La Biblia Dice >
.
¡Abre Nuestros Ojos!
.
Fotografía: Kubovics Róbert
El New York Times publicó la historia de un chico que quedó ciego. Alguien le preguntó qué desearía hacer si solamente pudieran cumplirle un deseo. Contestó que no lo malgastaría queriendo ver de nuevo. Sino que desearía que todos en el mundo pudieran comprenderse. Aunque el muchacho era ciego, pienso que su visión espiritual era de 20/20, ¿no cree, usted?

¿Es posible que una persona tenga buena visión y, a la vez, sea ciega en las cosas que tienen más importancia?¿Como el estar ciegos a las promesas de Dios?

Vea la historia bíblica de Eliseo. El era un profeta de Dios que vivió en Israel. Cuando el ejército sirio invadió Israel, Eliseo salvó la vida del rey en más de una ocasión, advirtiéndole de los planes del ejército sirio de tenderle una emboscada. El rey sirio sospechaba que había un delator al interior del reino. Incluso llamó a sus oficiales para preguntarles cuál de ellos era el traidor de Israel. Pero sus militares le indicaron que era Eliseo, un profeta de Dios, el cual proporcionaba servicio de inteligencia al ejército de Israel. Uno de sus oficiales le dijo lo siguiente al rey: “…el profeta Eliseo, que está en Israel, es el que hace saber al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu habitación más secreta” (2 Reyes 6:12, RV). Cuando el rey sirio supo dónde se estaba quedando Eliseo, decidió sacarlo de allí. Hizo que su ejército marchara durante la noche, y rodeó la ciudad.

Abrió Sus Ojos

La Biblia dice: “A la mañana siguiente, el sirviente del profeta se despertó temprano. Cuando salió afuera y vio un ejército con carros y caballos que rodeaba la ciudad, le dijo a Eliseo: ¡Maestro! ¿qué vamos a hacer?” (2 Reyes 6:15, TLA). Eliseo le dijo que no tuviera miedo: “No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos”, (versículo 16, RV). Eliseo podía ver algo que sus siervos no podían.

Luego Eliseo oró para que Dios abriera los ojos de su siervo: “Te ruego, Jehová, que abras sus ojos para que vea” (versículo 17, RV). Dios lo hizo, y permitió que el siervo viera al antes invisible ejército de ángeles del Señor que los rodeaba.

El Dios en los días de Eliseo es el mismo de hoy. Recuérdelo. Cuando parece no haber salida, usted necesita depender completamente de Dios. Cuando se encuentre en peligro o atravesando circunstancias que parecen imposibles de vencer, Dios nunca está tan lejos. Si sus ojos están abiertos, podrá ver el ejército de ángeles de Dios rodeándolo por todos lados. “Dios envía a su ángel para que salve del peligro a todos los que lo honran” (Salmos 34:7, Traducción en Lenguaje Actual).

De modo que ponga su confianza en Dios. El puede cambiar la situación más desesperada y desalentadora. ¡Ore para que Dios abra hoy sus ojos!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a
______________________________

Por Bob DuBose. Derechos © 2015 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las versions TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2003 REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.