Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Iglesia de Yosemite
.
Fotografía: Daniel West
Ayer por la mañana tuve el privilegio de ver la salida del sol desde Half Dome sobre el Glacier Point, en el Parque Nacional Yosemite. Este otorga una vista panorámica maravillosa desde la Sierra occidental en su elevación de 7.200 pies. La vista libre de obstáculos por varias cientos de millas de desierto virgen, granito sólido y montañas lejanas, era absolutamente conmovedor. Desde esa altura mareadora, usted podía ver el costado completo de la roca y el valle de Yosemite, una franja de verdor apretado por las montañas a unos 4.000 pies más abajo.

Dominando la vista hacia el este, estaba la roca más fotografiada del mundo. . . Half Dome. Se asomó desde el cielo formando un relieve oscuro del sol naciente. Su forma única es inolvidable, y uno de los centros de atención de cualquier viaje a Yosemite.

Había sólo unas cuantas personas a esa hora de la mañana. Un equipo de astrónomos se había pasado la noche sacando fotografías a un meteorito. Algunos naturalistas estaban junto a los turistas y a unos cuantos adolescentes que habían dormido al aire libre en la fresca montaña. Lo que más me impresionó acerca de cada persona que se había reunido para el “servicio” de salida del sol, era lo tranquilos que estaban. Aunque no había señales de que fuéramos reverentes, todos estaban callados y, si hablaban, lo hacían en susurros. Era algo realmente notable.

El Santuario de Dios

Entonces fui impactado con el pensamiento de que estábamos en el Santuario de Dios, ¡y qué santuario! El techo era el cielo y estaba iluminado por el sol. El piso eran las vastas extensiones de granito sólido, una base apropiada para el Dios eterno. Cada vista nos llenaba el alma de una tranquilidad y admiración reverentes.

Salmos 65:8 dice: “Los que viven en remotos lugares se asombran ante tus prodigios; del oriente al occidente tú inspiras canciones de alegría.” En estos días en que las ciudades están repletas de ídolos inventados por el hombre, donde lo común es considerado sagrado y lo sagrado, común, es verdaderamente una bendición retirarse a un lugar que le otorga el valor correcto a lo que el ser humano ha creado y que exalta al Creador del Universo como la única Persona digna de ser exaltada.

Cuando entramos al trono de la eternidad, las cosas de este mundo se desvanecerán extrañamente ante la luz de Su gloria y de Su gracia. Que todos podamos encontrar hoy un lugar de quietud para admirarnos -nuestra propia experiencia en la cima de la montaña- para venerar a Dios y quedarnos en silencio ante Su poder maravilloso, Su sabiduría y Su majestad.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
 ______________________________

Por Jim Park. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El versículo bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.