Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Cuidado: ¡Tiburones!
.
Fotografía: Tash Whiteley
El 24 de diciembre de 2005, Brian Anderson, de 31 años de edad, estaba practicando surf en la costa noreste de Oregón cuando lo atacó un enorme tiburón blanco. Mientras remaba, sintió que su pierna era cogida por algo. Sin pensarlo siquiera, lanzó un puñetazo directo a la nariz del pez. “Eso fue lo único que se me ocurrió, y cuando lo hice, me soltó,” dijo Anderson. Después de remar frenéticamente, Brian llegó hasta la orilla con la pierna lacerada y sangrando, pero en buenas condiciones de salud. El que le haya dado un puñetazo al tiburón en plena nariz, fué lo que salvó a Anderson de ser devorado como “almuerzo.”1

Cuando leí esta historia, recordé a un tipo de “tiburón” en el terreno espiritual que siempre procura devorar a las personas. El diablo es un enemigo constante que procura destruir a los que pueden ser “cazados” a través de las tentaciones y de la forma que tiene de comerciarlas y de dañarnos. Sin embargo, existe una forma de defenderse, y la Biblia deja bien en claro que, utilizando este método infalible, podemos enviar de viaje a Satanás: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7, Reina-Valera, 1995).

Dos poderosas palabras resaltan de este pequeño texto que nos alterará la vida. Observémoslas:

Someteos - Esta palabra significa “subordinar el juicio, decisión o afectos propios a los de otra persona.”2 Cuando escogemos someter nuestras vidas a la autoridad de Dios, nuestro Creador es quien está a cargo del resultado final. Rendirse al Señor no siempre es fácil, pero es necesario si queremos lidiar en forma efectiva con el diablo.

Resistid - Por definición esta palabra significa “aguantar, soportar, sufrir.”3 A primera vista, parece como si tuviéramos que hacerlo nosotros, pero si lo unimos al siguiente versículo, toma un nuevo significado:

“Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir” (1 Corintios 10:13 Traducción en Lenguaje Actual).

Si permanecemos conectados a Dios, podemos tener la confianza de que estamos en buenas manos. Sería insensato entrar en las aguas espirituales de la vida “infectadas de tiburones” sin esta protección que se nos ha prometido. Asi que, sometámonos y resistamos. ¡Es mucho más efectivo que darle un puñetazo en la nariz al enemigo! 

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2014 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.

1 Información de la historia a través del Noticiero de la cadena ABC, vía Internet.
2 El Pequeño Larousse Ilustrado, 1998.
3 Ibid
.

There are no comments.

Anonymous




SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.