Home > Archives > La Biblia Dice >
.
¡Moisés ha Muerto!
.
Fotografia: Studiomill
“Después de la muerte de Moisés, el siervo del Señor, habló el Señor con Josué hijo de Nun, que era siervo de Moisés, y le dijo: ‘Moisés, que fue mi siervo, ha muerto. De ahora en adelante tú estarás al frente del pueblo. Crucen ahora juntos el Jordán, este pueblo y tú, y vayan a la tierra que voy a darles a los hijos de Israel’” (Josué 1:1-2).

En Deuteronomio 34 se encuentran los detalles de la muerte de Moisés. El pueblo se quedó sin su líder justo en el momento de la decisión más importante y crucial que alguna vez hayan tenido que hacer; habitar la tierra que Dios les había prometido hacía tantos años. ¿Puede, usted, imaginar la conmoción, confusión, temor y pena que todos deben haber sentido?

¡Lloraron durante un mes entero! ¡Moisés había conducido al pueblo por el desierto durante 40 años! Nunca había existido alguien tan piadoso, poderoso, paternal o influyente como Moisés –y ahora ya no estaba.

De manera que se encontraban allí –en la frontera de la “Tierra Prometida” (lugar donde habían estado antes, pero sin poder entrar) tratando de averiguar cómo iban a reunir fuerzas y coraje para hacer realidad la promesa de Dios– adviertan el comentario tan sensible de parte de Dios a Josué. Hablemos de decepción. No hay nada más obvio que… bueno… lo obvio.

Lo Obvio

¿Era realmente tan obvio? Josué, como el resto del pueblo, se encontraba impactado y dolido. Eso lo debe haber remecido hasta la médula. Debe haberse sentido inseguro de sí mismo y de sus talentos. ¿Se ha sentido así? –volcado desde su interior– después de alguna crisis? Yo sí. Tal vez usted se sienta de ese modo en este momento. Las dolorosas palabras de Dios deben haber retumbado en la cabeza de Josué mientras pensaba en los buenos “días en los que tuvo” el liderazgo confiado de Moisés para apoyarse en los tiempos difíciles y ahora no lo tenía. “Josué, ¡Moisés ha muerto!”

Básicamente, fue la forma que Dios tuvo para decirle: “¡Oye, Josué! ¡Despierta! ¡Yo sigo estando aquí! Creo en ti –y lo más importante, ¡debes creer en MÍ!” En el versículo cinco de ese mismo capítulo Dios le recuerda quién estaba en control durante todo el tiempo. “Mientras vivas, nadie podrá hacerte frente, porque yo estaré contigo como antes estuve con Moisés.” Luego, Dios le dice a Josué, no una vez, sino dos veces que sea fuerte y valiente; valiente no por lo que Josué pueda hacer, sino por lo que Dios es.

¿Cómo termina la historia? ¡En la Tierra Prometida! De la misma forma que la suya terminará, si confía en Dios. Nunca olvide que cuando usted dude de sí mismo; cuando se sienta totalmente inadecuado acerca de sus dones y habilidades, Dios lo secundará. He aquí una ecuación para no olvidar jamás: Usted + Dios = ¡Éxito!

Así que sea valiente, fuerte y audaz y esté seguro que si Dios está con usted, nadie podrá estar en contra suyo (Romanos 8:31).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________


Por Omar Miranda. Derechos © 2014 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA CONTEMPORÁNEA ©.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.