Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Estamos Unidos
.
Fotografia: Studiomill
¿Se ha dado cuenta que usted como lector de Gracenotes y, aunque no sea uno de los escritores de estos artículos, es una bendición para quienes los hacen disponibles al público? Puede que un escritor cristiano escriba durante años antes de que pueda asegurar que lo que escribe es valioso para alguien, y no son sólo palabras. Una de las formas en que los lectores de Gracenotes lo hacen realidad es leyendo a través de este sitio en internet.

Otra forma es respondiendo a los artículos que le hablan especialmente a su corazón compartiendo con otros esa enseñanza. Por cierto, los comentarios elogiosos que hacen llegar a este sitio alientan al escritor. Sin embargo, cuando los lectores comparten la forma en que aplican lo que leen, logra que quienes escriben sepan que Dios los está utilizando como siervos. Tal respuesta por parte de los lectores es un refrigerio para la fe del escritor.

¿Por qué menciono todo esto? Porque todos nosotros estamos unidos en este ministerio. Sí, yo soy una de las escritoras, pero también soy un lector y comento el trabajo de otros escritores porque he sido bendecida a través de sus palabras. Esa es una de las razones por la que, al igual que muchos de ustedes, comparto algunos de los artículos con los que no utilizan el internet. Por lo tanto, las bendiciones aumentan.

Horas Nocturnas de Terciopelo Negro

Mucho de lo que escribo lo realizo durante las horas nocturnas de terciopelo negro. Es parte de la medicina de Dios llegar a mí a través de la falta de sueño ocasionado por dolor. Una de mis oraciones es que Él me utilice para bendecir a alguien que tal vez esté sufriendo de insomnio. ¿Saben qué? Uno de ustedes, una mujer llamada Myrna, leyó un artículo que la bendijo a las 2:49 am. Vive en Nueva York. Yo, en Georgia. Fuimos bendecidas entre sí y, ciertamente, también los guardianes de Gracenotes, sitio conocido como un ministerio mundial que fue lanzado a través del ciberespacio en el año 2006 como un ministerio de expansión de bendiciones.

¡Mi corazón latió de gozo cuando leí en la Biblia cómo el apóstol Pablo fue ayudado en su obra por quienes optaron por llevar el mensaje de Dios! En Romanos, capítulo 16, Pablo señala y específicamente elogia a 29 personas, además de los grupos en Roma con quienes sirvieron juntos en el ministerio. Mujeres y hombres, jóvenes y viejos; incluso, mencionó a la madre de uno de ellos que era como una madre para él. Y Pablo destaca en el capítulo anterior (15), la forma en que necesita que lo ayuden en el cumplimiento de su gran misión –y también pidió “orar por mí.” ¿No es esto estar unidos en el ministerio?

Y qué mejores palabras para concluir, que citar con precision cómo Pablo terminó el capítulo 16 enfatizando que todos nos unamos en esto, “y ahora, por medio de Jesucristo, alabemos por siempre al único y sabio Dios. Amén” (Romanos 16:27).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Betty Kossick. Derechos © 2014 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. Este material está sujeto a pausas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión TRADUCCIÓN EN LENGUAJE ACTUAL©.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.