Home > Archives > La Biblia Dice >
.
El Desaliento de lo Desconocido
.
Photo: Studiomill
Mi vida está en transición en este momento. Mis planes para el futuro no son definitivos. Me enfrento a diferentes caminos, y no estoy segura en qué dirección va a guiarme Dios. Es tentador querer decidir por mí misma, hacer mis propios planes, convirtiendo mi vago futuro en una realidad. Puede parecer atractivo tener la seguridad de saber lo que depara el futuro en los próximos años. Pero lo que realmente necesito hacer es confiar. Confiar en mi Creador.

Como humanos, nuestra mente finita solamente puede ver y comprender hasta cierto punto. A veces sentimos que debemos aconsejar a Dios u ofrecerle nuestra opinión sobre el plan que tiene para nuestra vida. Es como si estuviéramos diciendo: “Dios, por si no lo sabías, realmente prefiero esto a…” Pero al hacer eso revelamos nuestra falta de confianza en Aquel a quien servimos.

Nuestro Dios conoce el fin desde el principio, y suyos son “¡los miles de animales que hay en las colinas!” (Salmos 50:10). Como Hacedor y Creador de lo que está en el cielo y en la tierra, Jesús conocía todo acerca de nosotros desde antes de que naciéramos. Planeó nuestro futuro antes de que nuestro corazón diera su primer latido. Jeremías 29:11, dice: “Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza.” Él tiene en mente el mejor interés para nosotros.

Fortalecernos y Formarnos

Todos enfrentamos cosas impredecibles en nuestro futuro, y debemos tener presente que Jesús, nuestro Amigo personal, tiene el plan absoluto y perfecto para usted y para mí. Él nos comprende mucho mejor que nosotros mismos, y conoce exactamente las experiencias que debemos atravesar para fortalecernos y formarnos. A medida que confiamos diariamente en Su omnisciencia, podemos experimentar profundamente “la paz de Dios sobrepasa todo entendimiento» (Filipenses 4:7).

Al enfrentar mis incertidumbres he optado por confiar en mi Salvador. Incluso, aunque sienta desaliento para enfrentarme a un futuro incierto, aún siento que la paz total proviene de mi confianza en Dios. De hecho, la vida se vuelve más inestable cuando trato de hacer las cosas por mi propia cuenta.

Así que, confíe aunque sea difícil. Recuerde que Jesús vivió en esta tierra y conoce las tentaciones y desalientos que nosotros enfrentamos. Él restaurará nuestra alma. Pero aunque caminemos por el valle de sombra de muerte, no necesitamos temer ningún mal, “porque Tú estás conmigo; con tu vara de pastor me infundes nuevo aliento.” (Salmos 23:4).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenna Rittenour. Derechos © 2014 de
GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. Este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA CONTEMPORÁNEA © 2009, 2011.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.