Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Cómo ser Valientes
.
Photo: Dreamstime
Hace unos años, un amigo invitó a mi familia y a otras a hacer esquí acuático. Por mi parte, escogí como compañero a mi hijo mayor y a cuatro más disponiéndonos en la parte posterior para así saltar con él –mi hijo no se soltaba de mí para sentirse seguro. Traté de enseñarle a mantenerse en la moto acuática, diciéndole lo bien que lo pasaría, sin ningún resultado. No importaron mis intentos, se aferraba a mí aterrado de aquella máquina, y lloraba.

Así como mi hijo hay muchas personas que temen algo en la vida. Me llamó la atención un artículo reciente que leí sobre una estudiante británica. Al parecer, de acuerdo al periódico UK Mirror, Hannah Matthews sufre de koumpounofobia, miedo a los botones. Matthews experimenta ataques de pánico cuando está cerca de botones, por lo que sólo utiliza cremalleras en su ropa.

“Sé que es irracional y obviamente sé que un botón no puede hacerme daño, pero hay algo acerca de su forma y textura que me aterra”, dijo a The Mirror. El UK Mirror informó que el fallecido Steve Jobs, director ejecutivo de Apple Computers, también sufría de temor a los botones, de ahí que siempre utilizara sus famosas camisas con cuello de tortuga.1

¿Alberga, usted, algún temor? Algunas personas le temen a las arañas; otras, al juicio de Dios. Algunas sienten miedo del agua, mientras que otras temen al compromiso. Incluso existe un sitio en internet diseñado a enumerar miedos inusuales.

Mandamientos Severos

Cuando niño temía al regreso de Cristo como se menciona en Apocalipsis 1:7; 22:12. Me imaginaba a Dios, el gobernando riguroso, regresando y castigando a aquellos que no cumplieron paso a paso sus mandamientos severos.

Cuando crecí y estudié la Biblia, descubrí que Jesús –a través del Espíritu Santo–, toca la puerta de nuestro corazón, rogando con nosotros para entrar en él. ¡Así es como Él cambió mi vida! Jesús dice: “¡Mira! Ya estoy a la puerta, y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, yo entraré en su casa, y cenaré con él, y él cenará conmigo” (Apocalipsis 3:20). Entonces Jesús promete que si le entrego mi vida plenamente a Él, borrará todos mis pecados del pasado (Romanos 3:25) y me dará el poder para vivir una vida santa (Juan 1:12). Aprendí que este regalo me permite estar delante de Dios sin temor, y que Dios es tan amoroso como Cristo (Juan 14:9), que no es como la dura imagen que tenía de Él.

Mi hijo de cuatro años encontró consuelo y seguridad aferrándose a mí mientras todavía seguía temiendo a la moto acuática. Por otro lado, yo puedo aferrarme a Cristo sin ningún temor ni reservas porque Su carácter será mi salvación. He confesado mis pecados (1 Juan 1:9) y Jesús los ha quitado de mí (Juan 1:29).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Daniel LaFlair. Derechos © 2013 de
GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. Este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA .

1 http://www.mirror.co.uk/news/weird-news/button-phobia-leaves-student-only-939068


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.