Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Tiempos de Cambio
.
Fotografia: Studiomill
Tal vez sea por el cambio de color en las hojas de los árboles. O sentir la frescura en el aire. Quizá sea el aroma de las galletas de calabaza. A lo mejor es el mirar a las ardillas enterrar nueces. ¡Me encanta el otoño! Definitivamente, esta es mi estación del año favorita.

En cierto modo, esto me sorprende porque no me gustan los cambios. Soy de las personas que disfrutan de las mismas cosas. Si me gusta algo que he comprado, no me canso de utilizarlo y creo que es por eso que he tenido el mismo sofá durante 18 años, el mismo edredón durante 10 años y la misma vajilla desde mi boda hace 32 años. ¡No es que sea aburrida! Me gustan las cosas nuevas.

Pero cuando tiene que ver con lo cotidiano, prefiero lo conocido. Tal vez se deba porque el tener las mismas cosas me hace sentirlas más hogareñas. Pero así como cambian las estaciones del año, también cambian las cosas en mi vida, y algunos de esos cambios no son bienvenidos. Mi suegro y mi hermano ya no están con nosotros. Este año mi esposo perdió su trabajo. Mis padres están envejeciendo. Y el próximo otoño mi hija va a estudiar a una Universidad que queda a dos mil millas de distancia de nuestro hogar. Para mí, esos son los cambios más difíciles.

El Mismo Ayer, Hoy y Siempre

Hoy me acordé de un versículo de la Biblia que me habla de algo –de Alguien– que nunca cambiará. Hebreos 13:8, dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.” Eso es asombroso, ¿no es cierto? Especialmente teniendo en cuenta que Jesús siempre ha estado ahí, incluso antes de que el mundo fuese creado. Sin embargo, ¡Él nunca cambia! Él es el mismo Dios que dividió el Mar Rojo, que perdonó al rey David, que tocó al leproso, que murió en la cruz, que resucitó y se fue al cielo a preparar un lugar para usted y para mí.

Un día, Jesús vendrá a realizar un cambio permanente. Un cambio que aceptaré plenamente. Hasta ese día, capturaré en mi mente imágenes para recordar los momentos felices cuando todo en mi vida era igual. Y me aferraré a la promesa que nos asegura que Jesús es el mismo hoy, ayer y mañana. Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Nancy Canwell. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión NUEVA TRADUCCIÓN VIVIENTE ©.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.