Home > Archives > La Biblia Dice >
.
El Ángel de Hilary
.
Fotografía: Dreamstime
La pequeña Hilary de seis años y sus padres estaban realizando un acto caritativo aquel tempestuoso día de invierno de 1978, cuando se dirigían desde su casa en Miami al solitario Miami Beach. Su mascota, un English Springer Spaniel, Siddhartha, sufría de un caso severo de pulgas. “Habíamos intentado sanarlo con talcos y baños, pero nada funcionó,” dijo Susan. “Así que le preguntamos a algunas personas y ellas nos dijeron que lo lleváramos a la playa y lo bañáramos con agua salada.”

Pero antes de que Richard, poeta y profesor de Inglés y, Susan, fotógrafo y alguna vez salvavidas extendieran sus toallas en la arena, Hilary, una entusiasta nadadora, corrió hacia el mar rugiente, y se metió en problemas. Sus padres le gritaron que regresara a la playa, pero ya era tarde. Hilary fue atrapada por las furiosas olas. “No había nada que yo pudiera hacer,” dijo Susan, ahora de 58 años de edad. “No pude lograr nada. No era lo suficientemente fuerte. Pensé… ‘esta niña se va a ahogar porque no podemos alcanzarla. No había nadie alrededor.’”

Estaba equivocada. De repente, Richard notó que un hombre de cabello oscuro estaba aproximadamente a unos 30 pies de Hilary. Cuando el desconocido vio que tenía problemas, dijo Richard, “la sacó del agua y la sostuvo en sus brazos.”

Asombro

Hilary, ahora de 25 años de edad, recuerda muy poco acerca de su salvador. “Era bronceado,” dijo, “los vellos de sus brazos eran oscuros y brillaban, a pesar de que el día estaba nublado.” Lo que asombró a Susan fue que nadara a través de las olas sin mayor esfuerzo, y que estas le llegaran solamente a la altura del pecho aunque parecía estar en un lugar hondo.

Ya en la playa, el hombre puso a Hilary en los brazos de Susan. “Yo dije, ‘Gracias. Gracias a Dios,’” recuerda Susan. Y Richard, agregó: “Yo recuerdo que él dijo, ‘Está bien,’ y sonreía.” Los Russell se abrazaron, pero cuando miraron nuevamente hacia donde el hombre estaba segundos antes, no había rastros de él.

De vuelta en el hogar Susan lo llamó el ángel de Hilary. Luego, dijo: “Pensé que tal vez era un ángel.” Richard está convencido de ello.*

Échele un vistazo al Salmo 91:11 y reflexione sobre su significado: “El Señor mandará sus ángeles a ti, para que te cuiden en todos tus caminos.”

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión  REINA-VALERA CONTEMPORÁNEA ®.

*Revista People
 


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.