Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Amor sin un PERO
.
Fotografía: Studiomill
Paul Knight, un pastor que se encontraba visitando Fiche, Etiopía, tuvo la oportunidad de conocer a la niña que su familia había estado patrocinando a través de la organización Compassion International.

Quería llevarles regalos a la niña y a su mamá, una chica soltera que vivía y trabajaba en una casa de una habitación que también funcionaba como bar local del lugar.

Durante la visita de Paul el lugar comenzó a llenarse de hombres alborotados de la comunidad. De repente, el guía y traductor de Paul lo tomó de un brazo y le dijo: “Tenemos que irnos ahora.”

Paul miró al patrocinador de su hija, una niñita de diez años, y le pidió más tiempo. La multitud estaba cada vez más bulliciosa, y su guía le dijo con firmeza: “Este lugar no es seguro para usted. Debe irse ahora.” Paul comenzó a moverse, pero luego señaló al patrocinador de la niña y le dijo: “Y mi niña?”

“Esta es su casa,” dijo el guía.

Salió a la calle de mala gana y preguntó: “Pero, ¿estará segura?”

“No estará segura, pero este es su hogar”, contestó el guía.

Pablo estaba indignado. “¿Qué quieres decir?” Preguntó. “Que no está lo suficientemente segura aquí?”

“Es probable que signifique todo lo que está pensando usted,” dijo el guía.

Paul luchó por contener las lágrimas. “¿Qué puede hacer ella?”

Gritar y Correr Hacia la Iglesia

El guía lo agarró suavemente del brazo, y le dijo: “A las niñas les enseñamos que hagan esto: Gritar y correr hacia la iglesia. Cuando llegues a la iglesia, encontrarás amor y seguridad. La iglesia es tu refugio. Así que cuando se sienten amenazadas o vulnerables, gritan y corren hacia la iglesia.”*

Cuando leí esta historia, me pregunté si en Estados Unidos habrá personas a quienes les encantaría encontrar un refugio seguro, pero no han encontrado Iglesias que se los proporcionen. O tal vez han ido a una iglesia donde querían encontrar amor y aceptación y han descubierto que allí sólo hay división e indiferencia.

Si asistimos a una iglesia la responsabilidad recae en cada uno de nosotros que la gente que está sufriendo y que cruza el umbral de nuestras comunidades espirituales pueda encontrar calor, decencia y aceptación… no importando cuál sea su posición en la vida… debemos mostrarles el amor sin un PERO.

Cierta vez tuve una conversación con un hombre que estaba absolutamente convencido de que la iglesia a la que asistía tenía “toda la verdad doctrinal”. Le pregunté: “Qué hace que una persona desee tener una relación cercana con la congregación a la que pertenece?”

Su respuesta fue simple y combativa: “Tenemos la verdad y la gente es atraída hacia ella. Si no les gusta la verdad, ¡supongo que pueden mantenerse al margen!” Sus palabras casi fueron “escupidas” sobre mí, y mientras me alejaba me pregunté cómo habría gente que pudiera sentirse atraída por ese tipo de mentalidad.

Si el amor no es la respuesta… ¿cuál es? La Biblia dice: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Juan 13:35).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Michael Temple. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión  NUEVA VERSION INTERNACIONAL ®.

* Matt Woodley, "Church2Church," Leadership Journal (Spring 2011)


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.