Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Cuándo Creer
.
Fotografía: Barbara Sanna
Los milagros modernos y los acontecimientos sobrenaturales nos rodean hoy en día. Envueltos en historias del periódico acerca de personas medio-humanos y medio-ranas, secuestros de extraterrestres, animales que resuelven asesinatos y un montón de programas de televisión que estremecen a los espectadores con argumentos basados en la comunicación con los muertos, estamos siendo amortiguados en nuestra capacidad de asombro sobre los acontecimientos inexpicables, debido a la sobreexposición de historias fantásticas.

Cuando en 1999 comenzaron a circular los informes de la catástrofe Y2K (la llegada de un nuevo milenio), muchas personas vendieron sus despensas repletas de agua y alimentos envasados. Durante los meses de verano, la amenaza del Virus Occidental del Nilo instó a las familias a que se quedaran dentro de sus casas y los avisos de gases pesticidas se hicieron frecuentes. Los temores de una epidemia mundial de la gripe de las aves tiene a la gente almacenando antibióticos costosos y nada probables. Los estadounidenses y el mundo han llegado a obsesionarse por los ataques terroristas, dando paso a la paranoia y a la incertidumbre.

Somos rápidos en aceptar como verdaderos los mitos modernos y los informes espantosos, mientras que, al mismo tiempo, sacudimos nuestras cabezas con algunas de las fantásticas historias de la Biblia. ¿Por qué tememos a los mosquitos, y nos cuesta creer que hubo un Hombre que alimentó a una multitud con el escazo almuerzo de un niño?

El escepticismo es una epidemia de los Estados Unidos. La fe y la aceptación disminuyen, mientras que la confusión y la incredulidad aumentan. Los cristianos son ridiculizados por confiar en el poder de Dios, mientras que los medios de comunicación aclaman los logros científicos modernos como si fueran milagros. Creer en lo improbable es como un juego de niños.

¿Qué Puedo Creer?

Los milagros deben ser los grandes constructores del Cristianismo, pero el mundo ha comenzado a dudar que lo sobrenatural es una razón a la pregunta de la existencia de un Dios amoroso.

La fe era un tema de discusión, incluso en los tiempos de Jesús. En medio de una violenta tormenta en el mar de Galilea, Jesús le preguntó a sus atemorizados discípulos, “¿Por qué tienen tanto miedo? ¿Todavía no tienen fe?” Aún después de haber pasado años a su lado, su respuesta fue, "¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?" (Marcos 4:40 NVI).

Hebreos 11 es conocido como el capítulo de la fe. De acuerdo al primer capítulo de Hebreos, "Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no podamos verlo" (BLS). Más que ésto, Hebreos 11:6 explica que el creyente no sólo cree que Dios existe, sino que recompensa a los que lo buscan y creen en El.

No todo puede ser científicamente probado; por lo tanto, la fe es una parte necesaria en el andar del cristiano. Mientras que la prueba sólida alienta, existen recompensas por creer sin haber visto y llegar a comprender y a aceptar lo insondable. Tener fe en un Dios que es más grande que nuestros temores y más fuerte que nuestro cinismo, alivia nuestra caminata diaria y nos da fuerzas para vivir en este tiempo incierto.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Lauren Schwarz. Derechos © 2009 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los versículos bíblicos han sido extraídos de las versiones NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® y BIBLIA EN LENGUAJE SENCILLO, 2003.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.