Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Acceso Total a Dios
.
Fotographia: Dreamstime
La semana pasada fui con mi familia a una tienda de muebles. Tenía problemas para andar, de manera que tomé mi bastón y nos fuimos.

En la vitrina de la tienda vi un letrero para discapacitados. Me gusta ver esos letreros. Me hace sentir un poco más cómoda y segura de que tendré el acceso adecuado al estar dentro de la tienda.

A medida que entrábamos un representante del departamento de ventas se acercó para ofrecerse a mostrarnos los muebles que estaban al bajar los peldaños de una escalera muy empinada. Me acerqué y miré hacia abajo. Sabía que no sería bueno intentar bajarlos. Siendo que esta tienda estaba diseñada para discapacitados no me preocupé, y me fui en busca del ascensor. Sólo que existía un detalle –no había ascensores. La única manera de entrar y salir de la sala de exposiciones principal era a través de las escaleras. No pude ver muebles ese día.

Garantía de Dios

Días después de esta experiencia aún fresca en mi memoria, pensé en Dios y en Su accesibilidad hacia nosotros. A menudo tenemos la impresión de no poder acercarnos a Dios tal como somos, pensamos que primero debemos estar presentables para poder hacerlo. En el libro de Juan, Jesús les dice lo siguiente a sus discípulos: “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no lo echo fuera” (Juan 6:37). Esa es una garantía de parte de Dios.

Recuerdo claramente el día en que me encontraba dentro de la máquina de resonancia magnética. Fue en ese pequeño lugar que por primera vez comprendí la inmensa accesibilidad de Dios. Siendo que no sufro de claustrofobia no estaba tan preocupada. Pero cuando mi cabeza quedó sujeta a aquella especie de jaula y comenzaron los sonidos fuertes como golpes, me sentí cada vez más ansiosa. Estaba a punto de sufrir un ataque de pánico. Entonces, oré: “Ayúdame, Señor”. En ese momento supe que Dios estaba conmigo, tomando mi mano, y sentí Su presencia como nunca antes lo había hecho.

Este Dios que creó el mundo y a todos nosotros, también se preocupa lo suficiente como para meterse dentro de la máquina de resonancia magnética conmigo y tomarme de la mano. Eso es increíble para mí. Estamos aquí, sin nada que nos haga dignos; y allá está Él, amándonos de todo corazón y demostrándonos audazmente lo mucho que le importamos.

Acceso total a Dios, eso es lo que Él es. Nuestro Dios está siempre a nuestro alcance. No tenemos que estar de cuerpo presente antes de llegar a la sala principal para una cita con Dios. Él nos escucha incluso antes de que lo llamemos (Isaías 65:24).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Maxine Young. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión  REINA-VALERA CONTEMPORÁNEA ®.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.