Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Búsqueda del Oro Espiritual
.
Fotographia: Studiomill
La fiebre del oro comenzó el 24 de enero de 1848, cuando este preciado metal fue descubierto por James Wilson Marshall en California. Cuando Marshall hizo este descubrimiento no estaba queriendo encontrar oro. En realidad, sólo estaba utilizando la fuerza del agua para ampliar una trinchera que necesitaba para operar su aserradero.

Normalmente la gente no encuentra oro si no lo busca. De la misma forma, no llegamos a una verdad bíblica sin una gran investigación. Algunos pueden abogar por simplemente abrir la Biblia y leer un pasaje de la Escritura como una manera de estudiar la Palabra de Dios. Pero el estudio diligente de ella es mucho más que la búsqueda de la verdad en la Palabra de Dios.

Considerando que los viejos buscadores de oro utilizaban picos, palas y recipientes, el buscador serio de la verdad dispondrá de herramientas que le ayuden en el estudio de la Biblia. En su búsqueda de la verdad usted necesita escoger una buena versión de la Biblia.

Sin embargo, otra herramienta indispensable para su búsqueda es una concordancia. Concordancia es un libro de las palabras que se encuentran en la Biblia. Utilizando esta referencia alfabética uno puede buscar palabras y conceptos distintos, y sitios geográficos encontrados en la Palabra de Dios a través de sus 66 libros para compararlos “línea por línea y precepto por precepto”. Esto otorgará al lector una comprensión más clara del significado original del texto.

Concordancia

Supongamos que usted ha estado investigando la Biblia y lee Eclesiastés 9:5 que dice “…porque los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada ni esperan nada, pues su memoria cae en el olvido.” Tal vez un texto bíblico así desafía la forma en que siempre ha mirado la muerte y el morir. Quizá pensaba que –cuando alguien muere– ¡va derechito al cielo! Ahora tiene un desafío. Así que, utilizando la concordancia usted puede investigar todos los textos de la Biblia que tengan que ver con la muerte y el morir.

O, tal vez, usted se encuentre con los diez mandamientos y se detiene en el cuarto porque no está seguro cuál es el día de reposo y ni cómo Dios intenta que nos acordemos “…del sábado, para consagrarlo…” (Exodo 20:8). Usted puede leer todos los versículos que tienen que ver con el día de reposo (hay 197 textos de este tema en la Biblia).

Si usted es un buscador honesto de la verdad, usted querrá tener una comprensión clara de ella. Dios no desea que simplemente leamos la Biblia. Él quiere que la estudiemos y que la integremos en nuestro estilo de vida. Cada uno de nosotros deberá utilizar las herramientas y talentos que poseemos e ir en búsqueda de las verdades que encierra la Palabra de Dios de todo corazón.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Ron Reese. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.