Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Cebo Seductor
.
Fotografía: Dreamstime
A mi madre le encanta la pesca. Les ha enseñado este pasatiempo a cinco de sus once nietos y a un par de hijos de otras personas.

Cuando le enseñó a pescar a mi sobrino mayor, él se puso tan contento la primera vez que casi saltó del bote. No dejó de hablar de ello durante una semana.

Mi madre también les enseñó cómo encontrar lombrices de tierra que utilizaba como cebo para pescar, y cómo ponerlas en los ganchos. Al recordar cuando cada uno de ellos iba en busca de lombrices, una sonrisa aparecía en su rostro reviviendo la forma en que cada niño se afanaba por encontrar el “cebo”.

La pesca es una muy buena lección. El cebo o señuelo utilizado para atraer a los peces los engaña haciéndolos creer que eso es algo bueno y comestible; sin embargo, cuando lo cogen ya han sido atrapados y no tienen forma de escapar.

Satanás actúa en forma muy similar. Él logra que lo pecaminoso parezca hermoso y acogedor. Trata de hacernos ver de la mejor manera que el pecado es algo divertido e inofensivo. Satanás se vale de amigos, de películas, de revistas e, incluso, de miembros de nuestra familia para que el consumo de alcohol, los juegos de video violentos, la mentira o un  sinnúmero de malas decisiones parezcan divertidas.

Atrapados y Entrampados

Al principio puede incluso que utilice algo pequeño que nos atraiga. Lo hace para engañarnos al pensar que somos lo suficientemente fuertes como para salir de allí cuando queramos; pero con el tiempo el cebo se hace mucho más brillante y más grande. Una vez que estamos atrapados y entrampados, es casi imposible liberarse a través de nuestra propia fuerza y volver a hacer lo correcto, lo justo, lo puro y lo santo.

No estamos solos. Satanás incluso trató de atrapar a Jesús para hacerlo pecar cuando estuvo en la tierra. Afortunadamente, Jesús conocía los trucos de Satanás y, al igual que Él, necesitamos prepararnos y memorizar los textos de la Biblia para derrotar al diablo.

Salmos 17:4-6 nos da el siguiente consejo: “He seguido tus mandatos, los cuales me impidieron ir tras la gente cruel y perversa. Mis pasos permanecieron en tu camino; no he vacilado en seguirte. Oh Dios, a ti dirijo mi oración porque sé que me responderás; inclínate y escucha cuando oro” (NTV).

Y Tito 2:11 es otro buen texto para recordar: “La gracia de Dios se ha manifestado para salvación a toda la humanidad” (RVR).

Cuando Satanás lo tiente, pídale a Dios que lo ayude a resistir y a utilizar los textos bíblicos que ha memorizado para recordar las cosas correctas que debe hacer.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Daniel LaFlair. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las versions NUEVA TRADUCCION VIVIENTE© 2010 y REINA VALERA REVISADA 1995 ©.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.