Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Miedo a la Oscuridad
.
Fotografía: Dreamstime
Cuando niño sentía mucho miedo a la oscuridad. Pensaba que los monstruos y animales salvajes estaban escondidos debajo de mi cama para tirar de mis talones, o que los ladrones se resguardaban en las sombras junto a la ventana de mi habitación, tratando de entrar a mi cuarto.

Claro que muchos niños tienen los mismos temores y cuando se asustan llaman a sus padres y madres en busca de ayuda y de consuelo. Ellos entran en nuestras habitaciones, encienden las luces y nos muestran que no hay monstruos en el clóset o debajo de la cama, y nos aseguran que nuestras ventanas están bien cerradas y que los ladrones no pueden entrar. Oran con nosotros para que Dios nos mantenga a salvo a través de la noche, nos arropan y nos dan las buenas noches. Eso siempre me ayudó mucho, pero aún quedaba ese débil temor en la nuca que me decía: “Pero, ¿qué pasa si…?” ¿Qué pasaría si vienen los monstruos y los ladrones entran en mi cuarto? ¿Qué haré, entonces?

A medida que crecemos y nos hacemos mayores nuestra vida se vuelve más compleja y nos acechan más miedos y preocupaciones. ¿Cómo pagaré el alquiler? ¿Cómo compraré neumáticos nuevos que necesito? ¿Encontraré un trabajo? El estrés y el miedo a lo desconocido parece ahogarnos en un lago infinito. Pero no tiene por qué ser así. Sí, todavía sufriremos de estrés y sentiremos temor, pero tenemos una esperanza y una luz que nos ayudará a superar esos momentos terribles. ¡Jesús!

Aliviar Nuestros Temores

Así como mis padres oraban conmigo cuando era un niño para sentirme a salvo durante la noche y mantener a raya a los monstruos, podemos tener la seguridad de que Dios está junto a nosotros a través de cada paso que damos. A través de los buenos, los tristes y, especialmente, los momentos de temor. Si oramos a Dios por ayuda y consuelo, Él enviará a sus ángeles del cielo para contenernos de forma especial, para mantenernos a salvo y para aliviar nuestros temores.

La Biblia dice: “El Señor te ha levantado el castigo, ha puesto en retirada a tus enemigos. El Señor, rey de Israel, está en medio de ti: nunca más temerás mal alguno” (Sofonías 3:15).

¿No es reconfortante saber que tenemos un Dios de amor que está junto a nosotros cuando más lo necesitamos?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Benjamin DuBose. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL © 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.