Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Cuando las Promesas Fallan
.
Fotografía: Noelle Franzen
Es cosa mía, ¿o ha habido una racha más que normal de matrimonios de celebridades de Hollywood en el último tiempo? El chisme que monopoliza las páginas de los periódicos es la ruptura de la unión de Nick Lachey y Jessica Simpson. El matrimonio de la joven pareja fue muy publicitado-desde la decisión de la novia por mantenerse virgen hasta la noche de bodas, terminando con la causa de su divorcio en los tribunales: diferencias irreconciliables entre la pareja.

¿Qué significa éso, exactamente? Jessica Simpson provenía de un hogar cristiano. Su padre era un pastor de jóvenes antes de llegar a convertirse en su mánager. Ella se hizo famosa por su chillona y limpia imagen, y su postura ante el cristianismo y la vida sana. Conoció a su marido cuando todavía era una adolescente y mantuvo su meta de tener pureza de corazón y de carácter, llegando a ser protagonista de una boda de cuentos de adas en su pueblo de origen, en Texas.

Pero ahora, luego de tres años de matrimonio, todo se acabó. Y la razón que aparece en los documentos legales indica que la pareja fue incapaz de reconciliar sus diferencias.

Todo indicaba que parecían haber empezado con el pie derecho. Aunque no me corresponde especular poniéndome en el lugar que Dios jugó en la relación y en sus planes matrimoniales, sería injusto concluir que, de acuerdo a la crianza de Jessica, tiene que haber habido algunos elementos espirituales en el matrimonio. Saber que ella se mantuvo virgen para su marido ante la presión y el escrutinio a que estaba sometida, me hizo admirar su valor.

Más que una Boda

Si alguno de ustedes pudo ver uno o dos episodios del reality show “Newlyweds”, habrá visto los altos y bajos del privado asunto de llevar adelante un matrimonio. Aquí está el punto clave: ya no se trataba de una boda de cuentos de adas. El matrimonio es mucho más que la algarabía llamada boda. Tiene que ver con la vida real, con responsabilidades verdaderas hacia otro ser humano. Es el compromiso de trabajo con un socio que compartirá la carga con usted-llueva o brille el sol, día a día.

Y seré la primera en decir que algunos días son todo bondad; pero otros, no tanto. Sin embargo, el compromiso está ahí. El impulso de verlo funcionar y hacer la labor, también está ahí. La ambición de dos personas de hacerle justicia al matrimonio no importa lo que suceda, es tangible; harán lo imposible por deshechar las dificultades, capear las tempestades y deleitarse en el gozo. Usted espera, trabaja y ora por conseguir lo mejor de él. Sobre todo, con Dios a su lado, usted sabe que para El no habrá diferencias que sean imposibles de reconciliar.

En cuanto a la ruptura del matrimonio de Jessica Simpson, tan temprana en su joven vida, solamente ella, su esposo y Dios saben cuáles fueron los verdaderos detalles, Con toda seguridad, ayuda comprobar que Dios está con nosotros en la faena; pero duele cuando El está ausente de ella.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Wilona Karimabadi. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.