Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Entren
.
Fotografía: Rich DuBose
Jesús dijo que conocer a Dios era como asistir a una cena. Para mostrar lo que quería decir, Él contó esta historia:

“En cierta ocasión, un hombre organizó una gran cena e invitó a mucha gente. Cuando llegó la hora, envió a su sirviente para que llamara a los invitados y les dijera: 'Vengan, ya todo está listo'. Pero cada uno de los invitados dio una excusa y rechazó la invitación” Lucas 14:15-18.

Excusarse es cuando una persona no quiere hacer algo, pero no tiene una razón justificada. Después de todo, ¿por qué la gente no querría asistir a un gran banquete, especialmente si es gratis? Muy simple. No tienen hambre; al menos, no de ese tipo de comida que se está sirviendo, o no les importa el tipo de gente que asistirá a la cena. Una cena es mucho más que la comida. Es confraternidad y unión entre familiares y amigos. En este caso, son las personas que conforman el grupo de seguidores de Dios.

El anfitrión pensó: “Si tengo una cena, ellos vendrán.” Pero no vinieron. Así que le dijo a su sirviente: “Ve enseguida a las calles y callejones de la ciudad, y trae a cenar a los pobres, a los tullidos, a los ciegos y a los cojos. El sirviente le informó luego: Señor, ya hice lo que usted me mandó; pero todavía queda lugar. El amo le ordenó: Ve por las calles y callejones, y obliga a la gente a entrar. Quiero que mi casa se llene” Lucas 14:21-23.

Buscando a los Hambrientos

Como ve, el anfitrión deseaba que a su cena asistiera la gente que realmente quería estar allí. Aquellos que estaban hambrientos. La Biblia dice: “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados” Mateo 5:6.

La cena del Señor no apelará a alguien cuyo apetito ya ha sido saciado con golosinas y otras cosas. Cosas como el hacer dinero, tener una casa o un carro nuevos, o ver las últimas películas en cartelera.

Pero hay otros que se sienten tan saciados por Dios, que renunciarían a todo antes de perdérselo. Dios tiene que ser real. Aquellos que lo aman y les gusta pasar momentos con Él, no pueden imaginar que su hambre haya sido saciada.

Dios dice: Todavía hay lugar. ¡Quiero mi casa repleta! ¿Por qué no acepta la invitación de Dios?: “Abre tu boca y prueba; abre tus ojos y ve cuán bueno es Dios” Salmos 34:8.
______________________________

Por Bob DuBose. Derechos © 2015 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los versículos bíblicos han sido extraídos de la versión TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL ® 2003.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.