Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Mapas
.
Fotografía: Dreamstime
Mapas El otro día me compré la última edición del Atlas Mundial. Quería observar el mundo sin tener que pagar los altos precios que costaría viajar a cada punto del mapa. Sé que no es lo mismo que estar allí.

Me sentía intrigado por conocer más acerca de lugares que apenas había escuchado nombrar y mucho menos estudiado acerca de ellos. Las cientos de culturas, ecosistemas, cadenas montañosas, arroyos, lagos, rutas y parques nacionales, idiomas, arquitecturas y regiones. Usted puede aprender mucho a través de un atlas. Pero lo que más me sorprendió, ¡es lo poco que había oído de lugares que aparecen en las noticias e incluso en los libros! No estoy hablando de cosas negativas como terremotos, inundaciones y otros desastres naturales. Me refiero a la música, las comidas, las tradiciones, y cosas por el estilo. A todos esos puntos de creación que están fuera de su alcance, demasiado lejos, fuera de mi vista.

Pero tal vez no. Saqué mi atlas de California y me di cuenta que incluso aquí hay demasiados lugares en los que nunca he estado, Y yo vivo en California. Todos ellos están relativamente cerca y no representa un gran costo llegar a ellos.

Recientemente he tenido el gusto de visitar muchos de los pequeños pueblitos que conforman la región de la fiebre del oro de las montañas de Sierra Nevada, y me sorprendió conocer esos maravillosos pueblitos donde nunca había estado. La cultura, los edificios antiguos se hacen sentir, son peculiares y la única forma de sumergirse en esa cultura es ir allí y disfrutar del paisaje y sus sonidos.

Su Atlas Carretero

Confiable La Biblia también es un gran mapa carretero, además de un libro lleno de aventuras, cultura y eventos maravillosos. Pero también funciona como un gran mapa. Dios ha preparado el camino que debemos seguir. Tenemos que investigar un poco y mantener nuestra brújula limpia y en buenas condiciones, pero la Biblia nos guía a través del camino hacia el reino celestial. No es necesario empacar durante días, llenar de combustible el tanque del carro o poner en nuestra mochila algunas barras de granola. Todo lo que tenemos que hacer es seguir las instrucciones del atlas carretero confiable de Dios y así pronto estaremos sentados a la orilla de un río maravilloso, bajo el árbol de la vida.

“Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea que estaba de Jerusalem sesenta estadios, llamada Emmaús. E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acaecido. Y aconteció que yendo hablando entre sí, y preguntándose el uno al otro, el mismo Jesús se llegó, e iba con ellos juntamente” (Lucas 24:13-15).

Así como Jesús viajó de regreso al cielo a través del camino a Emmaús, nosotros estamos viajando a través de las rutas de la vida que muy pronto nos llevarán al hogar, al cielo.

Qué intrincado y bello es el mundo en que vivimos. Y pensar que esto es sólo una minúscula parada de descanso en nuestra caminata hacia el reino de gloria.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Benjamin DuBose. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la version REINA-VALERA ANTIGUA.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.