Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Orar no Cuesta Nada
.
Fotografía: Dreamstime
Recientemente, mientras leía el Huffington Post me encontré con un artículo que se refería a una empresa que vende servicios de oración. El título me cautivó, así que seguí leyendo. Por una cuota de $34 dólares, esta compañía toma todos sus pedidos de oración enviados a una iglesia y le pide a un pastor que los lea en voz alta. De esa forma, usted quien solicitó ese servicio, puede sentarse cómodamente en su casa sabiendo que alguien se está haciendo cargo de sus necesidades espirituales. No tendrá temor de olvidarse de orar o de hablar con Dios, porque esta empresa estaría allí para otorgarle la paz mental que necesita. Usted está espiritualmente cubierto, casi como el seguro del auto, de la casa, contra incendios e inundaciones, sólo por el hecho de contar con un seguro espiritual.

Aunque no me sorprende que una empresa así exista en esta época y que capitalice asuntos que tienen que ver con la espiritualidad y con Dios, me intriga que muchas personas estén de acuerdo con algo así. Me sorprende, porque la oración es un momento demasiado íntimo entre nosotros y nuestro Creador.

Imagine que ellos inventaran un sitio donde por una pequeña cuota mensual usted le diría a su cónyuge todas las cosas que necesita decirle, de manera que usted mismo no tendría que decirlas nunca más. ¿Qué pasaría con su relación? Mayormente, sin duda, destruiría la intimidad y la cercanía que comparten, lo que la llevaría a un final. La comunicación o la falta de ella representa el 90% de los problemas maritales y de relación, como lo establece una reciente encuesta de una revista sobre salud y medicina.

Vacío

Si todos entregáramos nuestras peticiones de oración para que una compañía las administre, muy pronto todos perderíamos nuestra vital vida personal con Dios. Al principio no lo notaríamos, pero después de un tiempo nuestro ser entero comenzaría a cambiar y sentiríamos ese vacío junto a otros deseos mundanos.

En este mundo de tecnología y velocidad debemos detenernos y buscar el tiempo para la reflexión personal y la vida de oración con Dios. Además, podemos hacer todo esto en forma gratuita, sin tener que pagar una cuota mensual a una empresa que nos ofrece manejar nuestras oraciones.

Mateo 6:6 dice: “Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y con la puerta cerrada ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

Esos momentos de oración y de comunicación entre usted y su Padre celestial son íntimos y secretos, solamente entre usted y Él. No tiene que haber terceras personas envueltas en ello. Dios nos ha dado la oración en forma gratuita, como una manera de comunicación íntima con Él.

¿No se alegra de tener una línea abierta que podemos utilizar cada vez que necesitemos orar, sin ataduras extras ni mensajes en letra pequeña?

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Benjamin DuBose. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la version REINA-VALERA CONTEMPORANEA © 2011.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.