Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Puñetazos en el Estómago
.
Fotografía: Dreamstime
Yo los llamo “puñetazos en el estómago.” Llegan sin aviso. Son esos poderosos recuerdos emotivos de una gran pérdida y que suelen ser conmovedores. Usted puede estar teniendo un día feliz cuando ve o escucha algo que le recuerda su pérdida. Y siente como si hubiese recibido un golpe en el estómago.

Existen diferentes formas de estos puñetazos en el estómago:

Usted y su marido han intentado tener hijos durante años. Está en el supermercado cuando ve a una mujer que lleva un recién nacido en sus brazos. Y siente como si le hubieran dado un puñetazo en el estómago.

Usted y su esposa están separados o divorciados. Se encuentra disfrutando de una tarde en el parque cuando ve a un matrimonio caminar de la mano, riendo. Y siente como si hubiese recibido un golpe en el estómago.

Ha olvidado que el Día de la Madre se acerca hasta que pasa por la sección de tarjetas de una tienda y recuerda que usted no puede enviarle una a su madre porque ya falleció. Y siente como si hubiese recibido un golpe en el estómago.

Su hijo o hija adolescente rara vez habla con usted. Se comporta en forma irrespetuosa y rabiosa. En la iglesia usted se sienta detrás de una pareja que tiene dos hijos jóvenes, todo sonrisas, mientras adoran juntos en familia. Y siente como si hubiese recibido un golpe en el estómago.

¿Qué Hacer?

Yo he experimentado mis propios puñetazos en el estómago. Todos los tenemos, aunque es posible que con distintos nombres. La pregunta es: ¿Qué hacemos con ellos cuando se producen?

Cuando experimento esos momentos, reconozco el dolor.  No creo que sea saludable ignorar el dolor tirándolo a la basura. Puede que incluso derrame algunas lágrimas. Pero lo más importante es esto: No me quedo ahí. Los puñetazos en el estómago provienen de aquello muy querido que tuvimos en nuestro pasado, y no podremos sanar si pensamos demasiado en ello. Tenemos que mirar hacia el futuro, y eso es lo que hago.

Ansío mi nuevo hogar en el cielo. La descripción bíblica ¡es de una belleza increíble! Pero lo que más me importa es esta descripción del cielo:

“Aquí está el tabernáculo de Dios con los hombres. Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Dios enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, no habrá muerte ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir” (Apocalipsis 21:3, 4).

No más lárimas, ni muerte, ni sufrimiento, ni llanto ni dolor. No más puñetazos en el estómago. ¡Eso sí que es algo que también esperamos!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores

Por Nancy Canwell. Derechos © 2011 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA CONTEMPORÁNEA, © 2009, 2011.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.