Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Mi Maestro Favorito
.
Fotografía: Dreamstime
¿Disfruta de aprender acerca de acontecimientos excepcionales? He descubierto que algunas de las llamadas trivias son producidoras de ideas. A menudo estos acontecimientos me aguijonean para que haga comparaciones seculares/espirituales. Hice eso cuando leí el libro de David Hoffman Who Knew? (Fine Publications 2000).

La última página del libro de Hoffman destaca: “Como término medio, olvidamos el 80 por ciento de lo que leemos en un día cualquiera.” Ese hecho quizá a más de alguno lo haga considerar ¿por qué molestarse en leer algo si se retiene por tan poco tiempo? Luego pensé en mi maestro favorito. Su nombre es profesor H. Spirit. Su historia tiene un buen porcentaje. Jesucristo, conocido como Rabino (maestro) cuando vivió entre nosotros, prometió esto en Juan 16:13: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad (énfasis agregado). Toda—¡es el cien por ciento!

La promesa de Jesús ofrece la certeza de que podremos retener lo que el Espíritu Santo nos enseñe. Por lo tanto, es urgente orar para que el Espíritu Santo sea manifestado en nuestras vidas. Luego, al estudiar la Biblia, llegamos a ser maestros, compartiendo lo que aprendemos.

El Valor de Su Profesión

Todo maestro se complace cuando escucha decir a un estudiante que confía en él o ella: “Quiero ser un maestro”. Los maestros se dan cuenta del valor de su profesión: moldear vidas. Cuánto más celebra el profesor H. Spirit cuando Sus estudiantes aplican lo que aprenden en Sus clases, y siguen hacia adelante formando sus vidas rumbo a la salvación.

En otro libro titulado Steps to Christ de Ellen White, leo lo siguiente: “Alguien puede leer toda la Biblia y aún fracasar en no ver su belleza o comprender su profundo y oculto significado” (página 90). No es sino hasta que nos damos cuenta que a menos que absorbamos las enseñanzas del profesor H. Spirit, llegaremos a comprender las cosas celestiales. El libro sigue diciendo: “El Espíritu de verdad es el único maestro eficaz de la verdad divina.” (página 91). Eso solamente puede ser cierto debido a lo que Jesús dijo del Espíritu Santo como maestro: “Él me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber.” (Juan 16:14).

Aquella trivia acerca del lastimoso porcentaje de retención de temas seculares no son una cifra exagerada. En realidad, somos afortunados en aprender el 20 por ciento debido a todas las distracciones. Pero en el terreno espiritual hay un panorama más brillante. En otro libro escrito por Ellen White, Testimonies to Ministers (página 119), (usted no debe ser un pastor para leerlo): “El Espíritu Santo nos puede enseñar más en un momento de lo que puede ser aprendido a través de grandes hombres.”(énfasis agregado). Eso le debe otorgar a cualquiera el estímulo de inscribirse en las clases del profesor H. Spirit. Ya sabemos que nuestro puntaje promedio (G.P.A.) debe ser un perfecto 4.0 si hacemos caso a nuestro maestro. En vez de un diploma, recibiremos la corona de la vida y oiremos que Jesús nos dice: “Bien buen siervo y fiel...” (Mateo 25:23).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Betty Kossick. Derechos © 2011 de
GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión REINA-VALERA © 1995.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.