Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Sea una Mejor Persona
.
Fotografía: Simon Howden
No importa cuánto lo intente, habrá personas en su vida diaria con las cuales usted no se llevará bien.

Mi amiga y yo teníamos una amistad bastante buena. No fuimos las mejores amigas, pero nos apoyábamos la una a la otra cuando lo necesitábamos. La conozco por cuatro años, aproximadamente y, de algún modo, habíamos llegado a conocernos a un nivel personal. Luego, un día cualquiera, no estuvimos de acuerdo en algo y aunque lo hablamos, terminó arruinando lo que teníamos.

¿Ha sentido dejarse perder para convertirse en una mejor persona?

Hay días cuando usted puede estar dispuesto a ser gentil con alguien que no le devuelve el favor.  En las primeras semanas tal vez se diga que es una etapa que pasará. Pero cuando no es así, puede que se sienta desalentado. Hay veces en que usted desea vengarse de la persona que le ha hecho algo o lo ha tratado mal. Puede orar a Dios para que le dé fortaleza, pero aún sucumbe a la tentación de desear que esa persona sienta lo que usted siente. Cuando no tenga ningún deseo de seguir adelante y demostrarle a esa persona la bondad que no merece, puede que se desaliente y piense en desistir.

Lugar Miserable

“¿Cuál es el punto?”, puede preguntarse, usted. Si la persona parece seguir viviendo su vida sin problemas mientras usted está atascado en ese lugar miserable, Dios es el único que puede ayudarle. En el momento en que se sienta a punto del quebranto, sin fuerzas suficientes, vuélvase a Él. Él es el Libertador de todo. El Señor promete ayudarnos a través de los tiempos difíciles por los que atravesamos.

Dios nos ama no importa lo que hagamos o hayamos hecho. No importa dónde estemos o por lo que hayamos atravesado. Dios siempre está ahí con los brazos abiertos para recibirnos. Juan 13:34 dice: “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros.”  Cuando sienta que usted ya no puede ser esa mejor persona, eleve esta oración al Señor:

Mi Padre Celestial, sé que no siempre será fácil hacer lo correcto. Sé que me has encomendado amar a los demás como Tú nos amas. Dame la fuerza que necesito para demostrar bondad a quienes me rodean. Que Tu amor brille en mí.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Jennifer Camps. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las versiones NUEVA VERSION INTERNACIONAL © 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.