Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Vacaciones Familiares
.
Fotografía: Studiomill
Uno de los recuerdos más preciados que tengo de mi infancia son nuestras vacaciones familiares. Todavía puedo escuchar las voces de mis padres y hermanos mientras nos subíamos al Plymouth y salíamos de las llanuras de Kansas rumbo a las Montañas Rocosas.

Fue durante los viajes a California donde pude probar las aguas saladas del océano Pacífico. Las olas eran tan enormes de lo que pudiera siquiera imaginar la mente de mi hijo de cuatro años.

Aún puedo sentir el viaje por el desierto sin aire acondicionado ni cinturones de seguridad y el aire tibio entrando a raudales por las ventanillas mientras chupábamos cubos de hielo para soportar el calor. Incómodo como era, ¡es uno de los recuerdos favoritos porque nuestra familia era parte de esa aventura!

Cuando Mark y yo tuvimos nuestros hijos, no podía esperar hasta salir juntos por primera vez de vacaciones. Fuimos a Colorado y fue tan maravilloso –ahora como padres– que como cuando disfrutaba siendo una niña.

Sin duda, las vacaciones familiares son mágicas. Pero las familias no tienen que ir a Disney World para que sean especiales.

¿Qué es lo que hace que las vacaciones familiares sean memorables? El estar juntos, por supuesto. Y hacer cosas que usted no realiza todos los días. Es una aventura en compañía. Considere algunas de las siguientes si su presupuesto no le permite hacer lo que los comerciales de televisión anuncian:

Aventuras Económicas

1. Haga sus averiguaciones en la ciudad más cercana a su domicilio. ¿Hay cines que muestren documentales educactivos? Nuestra familia vio una presentación maravillosa de la vida de Mark Twain. ¿Qué otras “atracciones” ofrece la ciudad? ¿Museos? ¿Zoológicos? Algunos de ellos puede que sean gratuitos. Planee tener un almuerzo estilo pic-nic en uno de los parques. Es más económico que comprar en los restaurantes de comida rápida.

2. Si tiene tiendas para acampar, desdóblelas y utilícelas. Si no tiene, ¿podría pedírselas prestadas a algún amigo? Puede que sus hijos piensen que es poco convincente, pero usted siga adelante con sus planes. Es increíble la buena atmósfera que puede crearse frente a una fogata y a unos cuantos marshmallows derretidos. Si eso falla, comparta unas barras de chocolate.

3. Si el presupuesto lo permite, vayan a un restaurante donde nunca antes han ido como familia. Si el presupuesto no se los permite, tenga en su casa una cena familiar donde cada miembro deba preparar su propio platillo. Para hacer la aventura mucho más interesante, pídale a cada uno que escoja una comida de algún lugar donde le gustaría ir de vacaciones en el futuro. Por ejemplo, ¡un viaje a México puede incluir enchiladas! O un viaje a la casa de los abuelos significa probar el pan amasado de la abuela… usando su propia receta, por supuesto. Sin teléfonos, ni audífonos, ni televisores… nada de eso está permitido durante la cena o la preparación de ella.

4. ¡Asegúrese de comprar algunas tarjetas postales y de enviarlas! Piense qué divertido será para los abuelos y otras personas especiales recibir postales de su creativa vacación familiar. Además, asegúrese de tomar muchas fotografías y videos de su aventura. Esta es una de las vacaciones familiares que usted no querrá excluir de su álbum familiar de fotografías, ¡las que serán vistas vez tras vez a medida que pasen los años!

Ser parte de una familia es una bendición. Pasar tiempo juntos es una elección. Es innecesario malgastar los preciosos momentos juntos esperando que aumenten las finanzas para salir de vacaciones. ¡Permanezcan unidos y enriquézcanse juntos!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
_______________________________

Por Gwen Scott Simmons. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.