Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Jardinería Dondequiera
.
Fotografía: Studiomill
Una de las mayores alegrías que tengo es trabajar en mi jardín de vegetales y flores. Mi esposo y yo también hemos plantado árboles frutales y ahora estamos trabajando con frambuesas y moras. Para algunas personas pudiera parecer que el propósito obvio de esto es tener disponibles los frutos de nuestras cosechas y gozar de su belleza. Es muy cierto; pero hay muchas más bendiciones en la jardinería que solamente éso. Además, es una valiosa actividad para que la familia la comparta unida.

La jardinería es un terreno de juego para los sentidos. El olor a tierra mojada es como medicina para el alma invernal. El sonido de los pájaros mientras se trabaja es un recordatorio del compañerismo de la naturaleza que, a menudo, perdemos cuando estamos demasiado tiempo dentro de nuestros hogares. Es la sensación de tener en las manos las pequeñas plantas mientras cavamos un hueco donde plantarlas, revitalizándolas al toque y sintiendo cómo van nutriéndose.

Plantar frutos para su mesa es un banquete para las papilas gustativas; pero ver todo el proceso, es un banquete para los ojos. Mirar la fotografía de una flor nunca podrá captar el detalle de verla –cara a cara– cuando usted la ha plantado en su jardín.

Mi familia vive en el campo, lo que hace mucho más fácil tener un jardín. Pero la jardinería aún es factible en la ciudad, y algo que las familias que viven en ella no deben perderse. Pero, ¿cómo?

He aquí algunas ideas:

Comience plantando alguna semillas en sobres, las que puede adquirir en una jardinería local o en una tienda por departamentos. Si cuenta con un pequeño terreno en su casa, puede transplantar algunas y verlas crecer.

Si no tiene un lugar en su jardín para plantarlas, puede utilizar cacerolas o tiestos para hacerlo. Los tomates “cherry” crecen maravillosamente bien en ollas y siempre que cuenten con la luz del sol, estarán muy bien. Incluso, puede cosechar en ollas pequeños frutos, como pepinos. Investigue a través del internet para aprender más de horticultura dentro de contenedores.

Usted también puede regalar las plantas que cosechó desde que eran semillas. Es un regalo maravilloso para que sus hijos les regalen a otras personas. Transplante sólo las más pequeñitas en envases de espuma de poliestireno. Luego, pídale a sus hijos que las envuelvan con un hermoso papel de regalo y se las obsequien a alguien especial.

Colgar canastas de flores es una forma maravillosa de disfrutar de su aroma y belleza si es que no tiene un lugar para plantarlas. Pero no compre una canasta con flores. Hágala usted mismo como un proyecto familiar. Compre una canasta vacía y algunas plantas de flores de la temporada. Adquiera tierra preparada y arregle las plantas en su canasta. Usted no puede equivocarse, porque las flores llenarán los huecos vacíos y se verán hermosas. Esta es una excelente forma para que sus hijos sean creativos ¡y se ensucien las manos!

Tome fotografías de sus plantas. ¡Será divertido verlas en invierno!

No importa dónde vaya, habrá algo que crecerá para usted. Tal vez deba investigar en su área, pero no tenga temor de pedirle ideas al dueño de la jardinería local más cercana. Los momentos en familia realizando jardinería son una gran entretención y si se hace en forma positiva, puede convertirse en el gozo de toda una vida.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Gwen Scott Simmons. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.