Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Miles de Actos
.
Fotografía: Wojciech Gajda
La frase “muerto por miles de cortes”, utilizado durante mucho tiempo como una metáfora en el mundo occidental, se refiere realmente a un antiguo método chino de ejecución llamada Ling Chi. Y mientras vemos esta frase a menudo y empleada como un título de libro para captar la atención o como la de un politico que levanta polémicas en contra de los impuestos, preferiría tener una nueva frase en nuestro vernáculo común. Una frase que esté en contra de la noción de muerte y decadencia persistente. Poner, simplemente, “la vida a través de miles de actos”. Sí, es menos que una metáfora y más que una constitución personal, pero veo gran utilidad en esta frase en un momento de constantes catástrofes,  deshielos, tsunamis, terremotos, protestas para cambiar el mundo y aquel sentimiento de completa impotencia en medio de todo.

Existe una antigua leyenda que cuenta de un hombre caminando por la playa durante un día de marea baja, el sol abatiendo su espalda. A su alrededor, ve miles de estrellas de mar que el mar lanzó a la playa durante la noche y ahora lucen marchitas bajo el calor del sol del mediodía. Mientras camina, se topa con un viejo que recoge una a una las estrellas de mar y las lanza al océano. Él le dice al viejo: “Usted no puede hacer nada con lanzarlas al mar de a una”. El viejo lo miró brevemente, tiró otra estrella de mar al agua, y dijo: “Hice la diferencia para la que acabo de lanzar.”

Puedo...

El viejo de la leyenda ejemplifica la idea de vivir una vida repleta de miles de actos. Nunca podré resolver el problema de la basura que asola nuestro planeta, pero puedo hacer mis compras utilizando bolsas reutilizables. Yo nunca podré resolver nuestra dependencia al seguir reduciendo los recursos naturales, pero puedo andar más en bicicleta. Nunca podré resolver la verdad dolorosa de la falta de viviendas en una tierra de abundancia, pero puedo dar de lo que tengo a organizaciones que procuran eliminar las causas de la escasez de viviendas. No puedo resolver ninguna de las dolencias del mundo, pero puedo vivir una vida repleta de miles de actos.

Jesús, dijo: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor. . . Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes” (Lucas 4:18-21).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Garrett Gladden. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos bíblicos han sido extraídos de las versiones NUEVA VERSION INTERNACIONAL © 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.