Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Te Necesito
.
Fotografía: Studiomill
Mi hijo, Carter, tiene cuatro años pero cree que tiene 18. Su independencia es muy importante para él. El deseo de hacer todo por sí mismo no es sólo importante; es imperante en él.

Le encanta jugar a disfrazarse. Uno de sus disfraces preferidos es el de bombero. Se pone los pantalones, las botas, la chaqueta, los guantes, el casco e, incluso, lleva consigo pequeños artículos como linternas y martillos. Al final, se pone su mochila. Pretende que ella es su tanque de oxígeno mientras apaga los incendios. Tiene algunos problemas al ponérsela con todo ese equipo encima suyo. Trata de llevarla por un buen rato y entonces los sonidos de frustración comienzan a llenar el cuarto. No puede hacerlo solo.

Lágrimas y Pucheros

Finalmente, con lágrimas en los ojos y unos cuantos pucheros, se acerca y me dice: “Mamá, necesito tu ayuda, pero no me gusta que me ayudes. Quiero hacerlo solo.” Me agacho y miro a Carter a los ojos, diciéndole: “¿Sabías que los bomberos a veces necesitan ayuda de su comandante?”

¿Suena familiar la declaración de Carter? ¿Se imagina, usted, diciéndole eso a Dios? Yo, sí. Tratamos con todas las fuerzas de hacer las cosas por sí mismos, pero al final descubrimos que necesitamos ayuda. Sentimos que somos un fracaso cuando no lo hacemos. Finalmente, venimos a Dios y, en ciertas ocasiones, entre lágrimas y pucheros, le decimos: “Dios, necesito tu ayuda, pero no me gusta que me ayudes. Quiero hacerlo solo.” Y entonces Dios se agacha y nos mira directamente a los ojos, diciendo: “¿Sabías que la gente a veces necesita la ayuda de su Hacedor?”

Carter estaba contento al descubrir que no había nada malo en pedir ayuda. Él no tenía que hacerlo solo. Podía pedirle a su mamá comandante de bomberos que lo ayudara. ¡Así mismo podemos pedírsela a nuestro Dios!  Fuimos creados para necesitar a Dios, de la misma forma que los hijos fueron concebidos para necesitar a sus padres.

“Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra” (Salmos 121:2).

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Erika Gladden. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.