Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Firmes Por Jesús
.
Fotografía: Sherry Hamilton
Una noche, fui a la habitación de mi hijito de cuatro años de edad. Ya se había acostado. Quería saber cómo estaba, simplemente. Cuando entré, lo vi parado encima de la cama, muy derecho. Le pregunté por qué estaba así. Me dijo: “Mami, estoy firme por Jesús”. Al fondo, en su reproductor de CD, sonaba el corito “Stand Up, Stand Up, For Jesus” (Firmes, Firmes Por Jesús).

Me hizo recordar algunas historias de personas que se mantuvieron firmes por Jesús.

Hay una historia de una niña de doce años llamada Valya Vaschenko, de Rusia. Se le pidió por ley que jurara “convertirse en un miembro del grupo de los niños comunistas conocido como Pioneros”. Ella era cristiana. Cuando se negó a hacer lo que se le pedía, el director de su escuela y otras niñas se dispusieron a obligarla; a forzarla a convertirse en un miembro más de ese grupo selecto. Pero cuando leyeron el juramento y estaban a punto de ponerle el pañuelo distintivo al cuello, la niña empezó a orar a Dios en alta voz y a cantar un himno: “Nos mantendremos firmes por la fe del evangelio, por Cristo, siguiendo Su ejemplo, frente a todo, siguiéndolo a Él.” Niños como Valya, generalmente son castigados fuertemente por orar y testificar en sus escuelas. Ella escogió defender a Jesús a pesar de las consecuencias.

Hay otra historia inspiradora de un hombre llamado Tom White. Él era un piloto cristiano, norteamericano, que volaba en su avión sobre la isla de Cuba y dejaba caer sobre ella literatura cristiana. Un día, su avioneta chocó y fue detenido por los comunistas y enviado a la cárcel.

Le preguntaron: “¿Para quién trabajas?”

Tom contestó: “Para Jesús”.

Ellos dijeron: “Ah, de modo que es así. ¿Y cuánto dinero te paga ese tal Jesús por hacer estos viajes?”

Tom contestó: “Los hago gratis. Mi pago es el amor y las bendiciones que me otorga Dios por obedecerle.”

Escogió Cantar

Los comunistas no podían entender las respuestas de Tom y lo pusieron en una selda de confinamiento, donde Tom estaba totalmente a oscuras con nada más que el frío amargo filtrándose por todos lados. Pero escogió cantar. Cantó cada himno del que pudo acordarse. Un guardia se acercó y le preguntó qué estaba haciendo, y él le dijo que estaba cantando himnos a Jesús. El guardia le contestó: “Si amas a Jesús, no cantes.” Pero Tom siguió haciéndolo.

Finalmente, fue devuelto a su celda original. Los comunistas se convencieron que él no era “un súper espía que intentaba derrocar su gobierno”. Después de muchas oraciones, de cartas, de pedidos del Congreso de los Estados Unidos e, incluso, de súplicas de parte de la Madre Teresa de Calcuta, Tom fue dejado en libertad.

Estos son dos ejemplos maravillosos de personas que tomaron la decisión de permanecer firmes por Jesús, no importa cuál fuese el precio.

La Biblia, dice: “Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir probado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman” (Santiago 1:12).

¿Permaneceremos firmes por Jesús?



Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Erika Gladden. Derecho de autor © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Traducido por Chari Torres Los textos bíblicos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.

Jesus Freaks, DC Talk y The Voice of the Martyrs
: Stories of those who stood for JESUS: the ultimate Jesus Freaks. Albury Publishing, Tulsa, Oklahoma, 1999. pgs. 278-279 y 256-260.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.