Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Testigo Verdadero
.
Fotograía: Milan Vasciek
Es el estilo norteamericano. Usted va al banco a cambiar un cheque, a depositar dinero o a retirar una cantidad desde su cuenta de cheques o de ahorros. Eso fue lo que hizo un hombre que llamaremos Ralph.

Ralph recibió una notificación por correo de haber pagado de más cuando remitió sus impuestos sobre una propiedad inmobiliaria.  Junto a la nota había un cheque de reembolso por 9 dólares. Ralph llevó el cheque al banco para enviarlo a través de la ventanilla de atención rápida. Abrió el tubo, insertó el cheque en él e instantáneamente este fue aspirado hacia arriba hasta llegar a la funcionaria del banco. Cuando ella le preguntó a Ralph cómo deseaba procesar el cheque, Ralph le pidió que se lo cambiara por dinero en efectivo.

Cuando el tubo regresó a su ventanilla, el dinero venía dentro de un sobre del banco. Debido a que no era una cantidad grande, Ralph lo puso en su bolsillo y se olvidó del asunto. Esa noche descubrió lo que había dentro del sobre. Cuando lo abrió, Ralph se impactó al ver que no había nueve ¡sino 900 dólares en billetes de a 100!

Discrepancia en los Libros

A la mañana siguiente, Ralph regresó al banco con los 900 dólares. Esta vez entró al lugar para preguntar por la cajera que lo había atendido aquel día y si había descubierto una discrepancia en los libros al cerrar la caja. La cajera le pidió a la gerente del banco que viniera hasta la ventanilla y se informara de este caso excepcional. Después de hacer algunas preguntas, la gerente le dijo a Ralph que no había discrepancias en los libros.

Ralph le preguntó a las dos señoras si deseaban que les dejara el sobre con los 900 dólares mientras seguían investigando a través del día. La gerente le sonrió y gentilmente dijo que no era necesario.

Por la tarde, Ralph recibió una llamada del banco. Ha adivinado. Habían encontrado su cheque de 9 dólares y se dieron cuenta del lamentable error. Tímidamente le pidieron a Ralph si podía ir hasta el banco con los 900 dólares. Le aseguraron que le tendrían sus 9 dólares en efectivo en cuanto llegara.

Ralph es un pastor cuya iglesia utiliza el mismo banco para llevar sus cuentas. No hubo discrepancia en la mente de Ralph acerca de lo que estaba bien y lo que debía hacer. Él practicaba lo mismo que el testigo verdadero que nunca será amonestado de Proverbios 12:17: “El testigo verdadero declara lo que es justo, pero el testigo falso declara falsedades.”

“El Señor me dio otra oportunidad para testificar acerca de Él y de nuestra iglesia”, apuntó Ralph. “Dios es bueno.”

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Carole Kilcher. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.