Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Sobreviviendo a la Pérdida del Trabajo
.
Foto: Stephen Vanhorn
Al igual que los cinco millones de norteamericanos, usted o alguien conocido estará pasando por estados melancólicos debido a una notificación de despido. Pero perder el trabajo no tiene que ser algo triste o condenatorio. A veces las grandes oportunidades pueden surgir de circunstancias desalentadoras. Antes de asustarse, de unos pasos hacia atrás y considere dos preguntas importantes: ¿Cómo buscaría, usted, un nuevo trabajo y qué hará hasta que lo consiga?

Primero, averigue con qué beneficios cuenta usted. Tal vez tenga una variedad de subsidios del trabajo que tenía antes, como por ejemplo un pago global o un paquete de cesantía. Hable con los funcionarios del departamento de recursos humanos acerca de sus beneficios y sobre lo que debe hacer para activarlos. Consiga de inmediato los documentos que necesita para recibir la remuneración por desempleo de parte del gobierno o del estado.

Luego, desarrolle un presupuesto. Según una reciente estadística, puede tomar unos nueve meses –como mínimo–, antes de que logre conseguir otro trabajo. Descubra cuánto dinero gasta en vivir semanal o mensualmente.  Entonces verifique aquellas áreas donde puede hacer estirar sus dólares o eliminar gastos innecesarios. Adopte la actitud de “usarlo, terminarlo, hacerlo durar”.

Tercero, planee bien sus deudas. Si usted tiene el hábito de pagar dinero adicional por su hipoteca, déjela al mínimo. Tenga cuidado de no agregar nuevas deudas como una línea de crédito de equidad de su hogar. Recuerde, las deudas son un problema, nunca una solución.

Ahora, en cuanto a la búsqueda de un nuevo trabajo, con miles de personas contestando anuncios en los periódicos y enviando resumès por internet, considere enfoques alternativos. He aquí cuatro sugerencias para comenzar:

Estrategias para Comenzar

1. Done su tiempo a una organización local no lucrativa. Involucrándose en las operaciones diarias del lugar, usted tendrá la oportunidad de conocer al personal y si es confiable, puede terminar siendo uno de sus empleados. Aunque no sea así, ofrézcase en forma voluntaria porque lo ayudará a sentirse útil y productivo.

2. Haga muchos contactos. Confeccione una lista de personas asociadas a lugares donde usted trabajó durante los diez últimos años a los cuales pueda contactar. Luego, hágales saber que está buscando una nueva oportunidad.

3. Piense en grande. Aprovéchese de este tiempo libre para explorar opciones que tal vez lo lleven a una nueva carrera. Tal vez este sea el momento para poner todo su empeño en encontrar su trabajo soñado.

4. Considere mudarse de lugar. Mientras esto puede parecer una medida drástica, resposesionarse en un área donde el desempleo sea bajo, reducirá la competencia en busca de trabajos. Vea como una oportunidad el vivir en otra zona del país. Arriende su casa mientras encuentra nuevas oportunidades.

Pase lo que pase, el mantener una actitud positiva será ventajoso para usted. Y muy pronto, sus estados melancólicos se transformarán en un canto nuevo.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. Este material está sujeto a pautas de uso.

Fuentes: How to Survive a Job Loss (Cómo Sobrevivir la Pérdida del Trabajo) de la revista Debt Proof Living, April, 2008.

Yes, You Can Find a Job in Tough Times (Sí, Usted Puede Encontrar un Trabajo en Tiempos Difíciles) de la revista Bottom Line Personal, November 15, 2008.



SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.