Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Fundamentalmente Verde
.
Fotografía: Studiomill
Si usted desea comportarse correctamente con el planeta y no tener que comprarse un Sedán híbrido ni sábanas orgánicas caras para ello, no se preocupe. Existen muchas otras maneras en que usted y sus hijos pueden ayudar al planeta Tierra y a su presupuesto. Estos consejos de bajo costo y ecológicos del sitio www.hy-vee.com, pueden ser adaptados para calzar con el estilo de vida de la mayoría de las familias:

Recíclelo. La mayoría de las comunidades poseen cierto tipo de programas de reciclaje. Anime a sus hijos a reciclar botellas y latas y permítales quedarse con el dinero recaudado. Enséñeles que ahorrar y gastar el dinero sabiamente es bueno para el planeta y para ellos mismos.

Cámbielo. Si cada hogar norteamericano reemplazara una bombilla incandescence por una fluorescente compacta (CFL), podríamos prevenir los gases equivalentes a las emisiones de más de 800.000 automóviles. Si a usted le molesta tener que pagar el alto precio de los CFLs, debe saber que duran hasta el 75 por ciento más que las bombillas incandescentes, y que utilizan mucho menos energía significando que usted ahorrará tanto como $30 en la vida de una bombilla.

Empáquelo.
De acuerdo a The Wall Street Journal, los norteamericanos utilizan cien mil millones de bolsas de compras plásticas anualmente. Reduzca este desperdicio adquiriendo bolsas reusables firmes, disponibles en la mayoría de las tiendas de comestibles de su área. Las bolsas vienen en una variedad de estilos y algunas tienen insulación para mantener los alimentos fríos durante su transporte.

Estaciónelo. Para reducir el consumo de gas –que es lo mejor para el medioambiente y también para su bolsillo–, elimine por lo menos un viaje en carro por semana caminando, usando la bicicleta o viajando en el transporte público. Pídale a alguien que lo lleve en su carro siempre que sea posible.

Cómprelos. Escoja artículos que contengan materiales reciclables. Además, considere la cantidad de envases que lo son –o no–.

Límpielo. Compre productos de limpieza ecológicos compuestos por ingredientes naturales o emprenda el aseo hogareño con limpiadores caseros utilizando, por ejemplo, bicarbonato de sodio o medidas iguales de vinagre blanco y de agua.

He aquí, dos ideas más que están ganando popularidad rápidamente:

Canjéelo. En vez de comprar cosas nuevas utilice el sistema de trueque para cambiar artículos sin usar, por aquellos que realmente necesite. Sitios web, como Craig’s List facilitan el proceso. También puede canjear sus artículos entre amigos y vecinos.

Cómalo. Han proliferado los jardines traseros (y también antejardines), en muchas comunidades. Si no tiene espacio para cultivar sus vegetales, trate de conseguir un huequito en el jardín de su vecino. Cultivar algunos de sus alimentos hará bajar su cuenta en el supermercado, ayudando al medioambiente a reducir el consumo en el transporte de alimentos. Además, podrá disfrutar de los beneficios saludables de comer productos frescos y cultivados en forma orgánica.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2010 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.