Home > Archives > La Biblia Dice >
.
Ganando la Batalla
.
Foto: Sergey Galushko
Hace unas semanas, mi esposo y yo asistimos al servicio fúnebre de una amiga de la familia que murió de cáncer. Era una sencilla y joven mujer, pero el edificio donde se tuvo el servicio estaba lleno de personas que fueron tocadas por su vida. Nos sentimos afortunados de estar sentados en una banca del balcón donde no solamente pudimos escuchar las historias acerca de la bondad de Sherrie, sino de ver las hermosas imágenes en la pantalla de un cielo glorioso y el esplendor de la segunda venida de Jesús.

Muchas personas cuentan acerca de sus batallas con el cáncer y otras enfermedades graves, y cómo le “ganaron” a la muerte al sobrevivir a esa enfermedad. La familia de Sherrie confiesa que aunque ella no logró sobrevivir al cáncer, le ganó la batalla a la muerte porque permaneció firme –incluso, alegre–, en su fe en Dios en sus últimos momentos de vida.

La muerte es, sin duda, un enemigo violento de la raza humana… un tirano egoísta que continuamente roba –no sólo a los viejos y enfermos–, sino también a aquellos jóvenes vigorosos. Aún los niños pequeños e inocentes y los bebitos nacidos en forma saludable, son arrancados de sus familias habiendo saboreado apenas la vida.

Esperanzas y Sueños Quebrantados

Ayer fui a un cementerio que tiene una sección especial para bebitos. Estatuas de conejitos y corderitos en miniatura lucían anidadas suavemente a las pequeñas lápidas y a delicados botones de flores e imágenes de ángeles. Fue desgarrador leer las inscripciones y pensar en la pena de las familias… sus esperanzas y sueños destruidos despiadamente.

Sin embargo, para quienes creen en el poder restaurador de Dios existe esperanza más allá de la tumba. La Biblia es clara al alentarnos con la promesa de la resurrección y de una vida eterna junto a nuestro Creador – “El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:16-18).

Si está sufriendo la pérdida de un ser querido o sienta temor del momento en que usted mismo enfrentará la muerte, lea cada día estas hermosas palabras. Y recuérdese a sí mismo que Dios ganará la batalla contra la muerte. Nuestro futuro está seguro para siempre en las manos del Soberano del universo. ¡Qué maravilloso consuelo es saber que la familia de Sherrie y sus amigos esperarán con ansias el día en que Jesús regrese a este planeta!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2009 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. El texto bíblico ha sido extraído de la versión NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL ® 1999..


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.