Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
La Educación Recompensa
.
Foto:Barbara Helgason
El comienzo de un nuevo año escolar está a la vuelta de la esquina. Los niños y jóvenes ansiosos escogen sus cuadernos nuevos y los artículos que llevarán en su primer día de clases. Los maestros preparan coloridas presentaciones en sus aulas y hacen planes de estudio en forma diligente… todo ello anticipando el año escolar que se aproxima.

Aunque el hecho es que más de un millón de estudiantes que entran al noveno grado cada otoño no se graduarán con sus compañeros de clase de aquí a cuatro años. En realidad, 7.000 estudiantes abandonan la  escuela cada año (Informe de Educación de la Alianza para la Excelencia, febrero, 2009). Esas estadísticas son de cincuenta años atrás. Pero la etapa en que un egresado de secundaria puede ganarse la vida, ya es historia en los Estados Unidos.

Si alguien que usted conoce está pensando abandonar la escuela secundaria, considere darle la siguiente información de un informe realizado en 2008 por la Alianza para la Excelencia en Educación, el cual demuestra el impacto tremendo que ocasiona la educación en una persona. El informe confirmó que un diploma de secundaria crea un número de beneficios medibles: un estilo de vida más seguro y cómodo para el egresado, menos problemas de salud, la escasa probabilidad de recibir ayuda del gobierno o de tener problemas con la justicia y la nula probabilidad de perpetuar el ciclo de las familias pobres.

El Poder de un Diploma

Y, por supuesto, el informe reveló el poder que tiene un diploma cuando se piensa en acrecentar el sueldo y acumular riquezas. De acuerdo con el Departamento de Censo de los Estados Unidos, los ingresos anuales de alguien con un diploma de la escuela secundaria en el año 2005 fue de $17.299 a diferencia de otro que no lo tenía, de $9,634. En el curso de una carrera laboral de 40 años la diferencia fue de $260.000. Dicho de otra forma, las familias de los estudiantes egresados de la escuela secundaria tuvieron una mejor situación financiera que aquellos que abandonaron sus estudios.

Individuos con niveles más altos de educación también son menos propensos a experimentar el desempleo debido a su raza, etnia o género (Departamento de Estadísticas Laborales, 2008). Y, en general, los estudiantes egresados de la escuela secundaria viven nueve años más que los que abandonan sus estudios y gozan de una mejor salud, incluyendo menos probabilidades de contraer enfermedades cardiovasculares y pulmonares, cáncer o diabetes (Baum y Ma 2007).

Sí, tener educación requiere de esfuerzo. Pero una vida larga a cambio, ¡bien vale la pena!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase aLea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2009 de
GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. Este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.