Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Edredón Patrimonial
.
Fotografía: Dreamstime
Los ojos se me llenaron de lágrimas mientras miraba la inauguración presidencial de Barack Obama. Honestamente, jamás pensé que eso me sucediera en vida –que un africoamericano llegara a ser Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Una frase de su discurso de investidura se me quedó en la mente durante todo el día: “Yo creo que nuestro edredón patrimonial es una fuerza, no una debilidad” 1

No recuerdo esto, pero mi madre me contó que mientras yo crecía en los años sesenta, el pueblito de donde venimos era estrictamente de raza blanca. Parece increíble ahora, pero existía una ordenanza en la ciudad que indicaba que a los afroamericanos no se les permitía permanecer en nuestro pueblo. Sólo podían estar allí durante el día.  Ella recuerda que una tarde cuando nuestra familia compraba combustible en una estación local, también lo hacía una familia de color. Luego que el asistente llenara el tanque de su coche, le dijo al padre: “Es mejor que salga cuanto antes de aquí. Este pueblo tiene una ordenanza que no permite a la gente de color permanecer aquí de noche.”

Me pregunto cómo se sintieron sus hijos que estaban sentados en el asiento trasero. No era justo. Debido a que nuestra piel era blanca podíamos comprar helados, caminar por las tiendas y jugar en el parque por las tardes. Pero esos niños debían apurarse en abandonar el pueblo.

Afortunadamente, nuestros hijos pudieron crecer en un mundo diferente. Y me siento feliz que mi hija haya sido criada en una comunidad diversa, que asista a una escuela y a una iglesia donde existe esa diversidad. Tiene amigos africoamericanos, hispanos y asiáticos. Todos han venido a nuestra casa a través de los años –y su vida ha sido enriquecida a causa de ello.

Se Acepta Cuidado de Niños

He aquí algunas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a aceptar que somos una comunidad con “edredón patrimonial”:
  • Hable bien de nuestro Presidente y de su familia. Aprenda más acerca de ellos.
     
  • Aprenda acerca de niños de otros países. Vaya a su biblioteca y saque libros que muestren fotografías y enseñen los trajes típicos de niños alrededor del mundo.
     
  • Estudie acerca de héroes de otras nacionalidades. Su biblioteca pública local y el internet son buenos lugares donde comenzar la búsqueda.
     
  • Cocine recetas de otros países. Examine libros de cocina y de recetas en línea con sus hijos y preparen esas comidas juntos.
     
  • Haga donaciones a proyectos misioneros. El sitio web de ADRA muestra áreas de necesidad para que su familia pueda recaudar fondos. La organización Compassion International tiene niños alrededor del mundo que usted puede patrocinar.
     
  • Conozca a alguna familia de otra nacionalidad. Hágase amigo de ellos.
     
  • Lleve a su familia a un viaje misionero. Hable con su pastor para obtener información.
     
  • Sea un ejemplo. Hay ojos que observan cómo trata a las personas de las diferentes razas y oídos que escuchan cómo les habla.
     
  • Investigue acerca del árbol genealógico de su familia.
Yo hice algunas investigaciones y descubrí que nuestra hija tiene una mezcla de noruega, de canadiense, de holandés, de inglés, de Cherokee y de irlandés. Luce como una típica caucásica. Pero, en realidad, ella es como cualquiera chica norteamericana –¡una joven más en nuestro “edredón patrimonial”!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Nancy Canwell. Derechos © 2009 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.

1 http://www.msnbc.msn.com/id/28751183/page/2/


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.