Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Inversión Educacional
.
Fotografía: Linda DuBose
Con la presente preocupación acerca de la economía de nuestro país, ser un estudiante universitario (e, incluso, ser padres de ellos), puede ser algo estresante. Pagar por la enseñanza, el hospedaje, el alimento y las cuentas es algo difícil, especialmente cuando se trata de evitar las deudas como sea posible. Dios nos llama a ser responsables con los recursos que Él nos ha dado y, aunque la universidad es una inversión, es importante estar seguros de que esa inversión quede saldada finalmente. Al perseguir ese objetivo durante los últimos años antes de mi graduación, ha habido varias claves que he aprendido a través de la experiencia para ayudar a minimizar las deudas y pagar mi educación:

Maximice la ayuda financiera. Aunque signifique llenar el temido formulario de FAFSA, hágalo. Aunque su elegibilidad varíe dependiendo su nivel de ingresos para el año anterior, la mayor parte de nosotros podemos recibir por lo menos algo, y cada dólar cuenta:

Solicite becas. Muchos de nosotros inmediatamente respondemos con un: “pero con mi puntaje…” En realidad, mientras que algunas becas requieren un puntaje más alto, usted puede conseguir becas con otros criterios. Por ejemplo, aunque su puntaje no fuera particularmente más alto al de sus compañeros, mi esposo recibió una beca debido a que era estudiante de enfermería. Del mismo modo, hay becas para mujeres profesionales que típicamente son para hombres o para estudiantes con estudios religiosos o madres solteras, etc. Considere lo que quizás se aplique a usted.

No tome clases sin pensarlo detenidamente.
Si no ha escogido una especialidad, tome clases generales que sirvan para la mayoría de ellas.  Si no está seguro, pregunte. Una vez que usted ha escogido la especialidad, ordenar su horario de clases para los próximos años será increíblemente útil. He observado a muchos compañeros lidiar con sus conflictos de tiempo tomando clases extra debido a que no planearon con anticipación. La planificación siempre paga bien.

Encuentre un trabajo de medio tiempo. Trabajar mientras se está estudiando puede ser estresante, pero tal vez encuentre una buena oportunidad que le permita hacer coincidir ambas cosas. Yo pude trabajar en la biblioteca de la universidad mientras vivía en los dormitorios y ese trabajo permitió que lo hiciera con calma, en un ambiente no-estresante, entre clase y clase. Conviene,  aunque se trabaje sólo unas cuantas horas a la semana.

Considere opciones dobles de matriculación. Si usted está todavía en la escuela secundaria o es padre de un alumno que está considerando ir a la universidad, muchos estados tienen programas que permiten a los estudiantes de secundaria matricularse en su universidad comunitaria local. Los nombres de los programas varían de estado en estado, pero generalmente cubren el costo de la enseñanza y los créditos de las clases se aplican tanto a la escuela secundaria como a la universidad.

Ore. Este elemento puede parecer poco práctico como los demás, pero Dios nos ha llamado a ser guardianes de nuestros recursos y cuando somos responsables, ¡Él proveerá!  Pídale sabiduría al lidiar con decisiones financieras y por oportunidades para ayudar a cubrir el costo de su educación. Muchas veces cuando me sentía agobiada con los costos y asuntos financieros, Él se hacía presente –a menudo para ayudarme con un problema específico, pero por sobre todo, para ayudarme a confiar en Él y dar un paso de fe.

Aunque una cierta cantidad de préstamos puede ser inevitable para muchos de nosotros, utilizar recursos como éstos nos ayudará a mantenerlos al mínimo. Estos consejos pueden lograr que nuestra experiencia universitaria sea menos estresante al esforzarnos por cumplir el objetivo de graduarnos y de ejercer la carrera para la cual Dios nos ha llamado. Con su ayuda, ¡podemos lograr que nuestra educación sea una inversión que nos hará servirlo a través de nuestras vidas!

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Danae Schilt. Derechos © 2009 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.