Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Buena Comunicación
.
Fotografía: Dreamstime
Hubo algo que le escuché decir al pastor Morris Venden el día de mi boda al estar frente suyo junto a mi novio buenmozo y con estrellitas en los ojos: “La clave del matrimonio exitoso es la comunicación." He descubierto que este consejo sirve tanto para las relaciones con mis colegas, amigos, hijos y para relacionarme con mi esposo.

He aquí unas cuantas claves para la comunicación exitosa: Encuentre tiempo para el contacto personal. En esta era tecnológica, a menudo nos encontramos mandando correos electrónicos o mensajes de texto. Para una comunicación normal, no hay nada malo tener una conversación rápida; sin embargo, si usted tiene algo importante que decir, necesita la interacción cara a cara. Cuando las personas conversan en persona pueden leer el lenguaje facial de las expresiones y del cuerpo, lo que puede prevenir una mala comunicación. No hay nada como la conexión creada por el contacto personal.

Sea cortés. Si le suena a algo que aprendió en el Jardín de Infantes, es porque así es. No importa lo que usted diga, suena mucho mejor en el contexto de “complacer” y “agradecer”. Si está discutiendo algo sensible o emotivo, es más difícil mantener una actitud de cortesía pero esta muestra que usted siente respeto y le importa quien lo escucha –aunque esté disgustado.

Sea consistente y claro. Nuevamente, esto es más difícil de lograr cuando hay emociones involucradas. Puede ser útil mantener una conversación con usted primero, para asegurar que sabe lo que quiere decir y hacer. Tenga esta conversación en voz alta. A veces escucharse a sí mismo clarificará cuán sinceros o confusos son sus comentarios. Asegúrese que sus palabras son apropiadas para su audiencia. Los niños requieren palabras diferentes a los adultos, y los esposos palabras distintas a las que les diríamos a nuestros amigos. Si va a decir algo importante, asegúrese de decirlo en forma clara.

Hay dos lados en la historia. Si usted puede recordar esto antes de entrar en una conversación, saldrá mucho mejor de ella. La resolución de un conflicto nunca tiene que ver con el lado correcto o el lado equivocado. Tiene que ver con la percepción que llevó al conflicto y las ideas detrás de la acción o reacción.  Ya sea que hable con sus niños, su cónyuge, un colega o un amigo, averigue cuál es su percepción de la situación antes de exponer la propia. Usted puede descubrir que algunos asuntos llegan a invalidarse una vez que comprende a la otra persona en forma más clara.

Antes de decir algo, escuche. La buena comunicación siempre ha tenido que ver con escuchar bien. No importa qué siente en su interior, demuestre interés sincero en lo que la otra persona le está diciendo. Escuchar le otorga valor a lo dicho, lo cual valoriza al que lo dijo. Cuando usted escucha, está diciendo, “te respeto lo suficiente para darte mi tiempo y mi atención.” Llegará el momento cuando lo escuchen a usted. Si le otorga su completa atención a alguien, notará que esa persona estará más propensa a devolverle el favor.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Diana Hardin. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.