Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Dios Inventó el Sexo
.
Fotografía: Dreamstime
Hace algunos meses, mi hijo de nueve años de edad y su padre miraban un programa de noticias deportivas por televisión. En medio de la discusión, hubo una historia acerca de comportamiento sexual indebido de uno de los jugadores. Por supuesto, mi hijo peguntó de qué se trataba Ia historia. Me sentí ofendida de que estando en una actividad aparentemente pasiva como ver un noticiero deportivo nos “forzaran” a tener una discusión a la cual no estábamos preparados. En estos tiempos no existe escapatoria sobre la palabra que comienza con “S”. Ni siquiera se puede ver programas de noticias sin problemas. ¿Qué dice la Biblia del sexo?

Algo Bueno
Sí, ¡el sexo es algo bueno!

“Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras…” “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser” (Génesis 1:27-28 y 2:24).

Dios creó el sexo. Creó al hombre y a la mujer para tener hijos. Creó el sexo para que fuera una hermosa y gozosa expresión de amor, pero solamente entre el esposo y su esposa. ¿Por qué? Porque el sexo trae responsabilidades, y a veces requiere que dos personas que están comprometidas en una relación en Cristo, puedan manejar esas responsabilidades.

Sintiéndose Bien
Nuestro mundo es negligente en cuanto a las relaciones sexuales antes del matrimonio. Los medios de comunicación nos dicen que debido a que el sexo nos hace “sentir bien”, es correcto tener relaciones prematrimoniales. La Biblia no concuerda con ésto.

 “Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo” (1 Corintios 7:2-3).

“Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales” (Hebreos 13:4).

No importa qué esté enseñando el mundo, Dios nos llama a controlar nuestras pasiones y a esperar hasta el matrimonio.

¿Es Demasiado Tarde?
¿Ya tuvo relaciones sexuales fuera del matrimonio? Todos caemos en un área o en otra. Si la suya ha sido el sexo, todavía hay esperanza.

“Por lo tanto, hermanos, sepan que por medio de Jesús se les anuncia a ustedes el perdón de los pecados. Ustedes no pudieron ser justificados de esos pecados por la ley de Moisés, pero todo el que cree es justificado por medio de Jesús” (Hechos 13:38-39).

Tentación
Como cristiano, usted lucha contra las tentaciones día a día. No es pecado el ser tentado, sino entregarse al pecado.

“Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir” (1 Corintios 10:13).

En el sexo, como en todas las cosas, Dios es fiel.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores ______________________________

Por Diana Hardin. Derechos © 2008 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso. Los textos han sido extraídos de la versión NUEVA VERSION INTERNACIONAL ® 1999.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.