Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Quién Hace Qué
.
Fotografía: Ron Chapple
Son las seis de la tarde y usted acaba de entrar a su casa. Los niños tienen hambre, necesitan ayuda con sus deberes escolares. Además, deben practicar sus instrumentos musicales y darse un baño. Los platos del desayuno continúan dentro del fregadero y hay que desocupar el lavaplatos. ¿Cómo mantener el ritmo? No puede hacerlo; por lo menos, no sola. ¿Por qué no encontrar una solución que beneficie a la familia entera y los anime a trabajar unidos?

Hablar en Familia
Las familias son un equipo y en un equipo nadie quiere ver a otra persona sufrir injustamente. Seleccione un momento del día cuando pueda hablar ininterrumpidamente con toda la familia acerca de por qué es importante para todos colaborar en mantener la casa ordenada y limpia.

Explique la conexión que existe en tener una casa limpia y una casa en paz.

Enséñeles a sus hijos en cuanto a la seguridad. Ellos podrían tropezarse y herirse a sí mismos si se levantan por la noche y hay juguetes o ropa tirados en el suelo.

Enséñeles que la limpieza está estrechamente relacionada con la salud.

Dividir la Tarea
La división de las tareas en su hogar debe ser determinada por dos preguntas: “¿Qué puedes hacer?” y, “¿Qué quieres hacer?” No todos tenemos la capacidad de hacer cada tarea; sin embargo, todos podemos hacer algo.

Escriba una lista con todas los quehaceres hogareños que se necesitan realizar cada semana, entonces pídale a cada miembro de su familia que escoja tres de ellas que estarían dispuestos a hacer.

Las restantes deberían ser asignadas uniformemente. Es decir, todos deben tener el mismo número de tareas, todos deben realizarlas en la misma cantidad de tiempo y todas ellas deben tener el mismo grado de complicación.

Cambie los horarios ocasionalmente, de modo que todos realicen sus labores en forma justa.

Discutan la Recompensa
La compensación monetaria es apropiada para todo tipo de edades, incluso, si se trata de diez o veinticinco centavos de dólar. Explíquele a sus hijos que ellos recibirán una recompensa por el buen trabajo realizado.

No olvide recordarle a su familia acerca de aquellas recompensas no monetarias. Alábelos por su buen trabajo. Dígales lo orgullosa que se siente de ellos. Durante los días en que no se les requiere hacer ninguna tarea, recuérdeles que su tarde libre se debe a lo diligentes que fueron en la semana.

Confeccione un Gráfico de Tareas
Es buena idea tener en un lugar visible de la casa, un gráfico que detalle todas las responsabilidades de cada uno. Puede utilizar símbolos para quienes aún no leen y, palabras, para los que sí. Divida su gráfico por días de la semana. Asegúrese de ubicarlo lo suficientemente bajo para que todos puedan verlo sin problemas y, además, que haya suficiente espacio para marcar aquellas tareas que hayan completado.

En esta cultura, donde cada miembro de la familia está cada vez más envuelto  en actividades fuera del hogar, mantener una casa ordenada requiere los esfuerzos de cada uno de sus moradores. Compartir las responsabilidades entre todos los miembros de la familia es la forma sensata y justa de mantener su hogar funcionando de una manera práctica y pacífica.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a  Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Diana Hardin. Derechos © 2013 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.