Home > Archives > La Familia es lo Primero >
.
Hablando con los Maestros
.
Fotografía: Dreamstime
Si su hijo es uno de los 56 millones de estudiantes de la escuela elemental o secundaria que volvieron a clases este otoño en los Estados Unidos, tal vez se pregunte cómo hacer para que las cosas lleguen a marchar bien. Afortunadamente, una de las mejores formas de ayudar a su hijo a que le vaya bien en la escuela consiste en algo bastante fácil –la comunicación regular que usted tenga con sus maestros.

A los estudiantes les va mejor cuando padres y maestros trabajan como equipo. Los maestros del aula son expertos en educación, pero no conocen a su hijo mejor que usted. El comienzo de un nuevo año escolar es un buen momento para establecer las pautas de comunicación con el maestro de su hijo. Recuerde, es igualmente importante para usted hablar con los maestros de los asuntos hogareños que pueden afectar el desempeño de su hijo en la escuela, como así también que los maestros informen cómo es el desempeño de los estudiantes en el aula.

He aquí algunas sugerencias de temas a discutir con el maestro de su hijo ofrecidos por la especialista en educación, Emily Graham. (Para más información, lea su artículo en SchoolFamily.com)

Temas a Discutir

1. Condiciones de Salud: Las Alergias, la diabetes y el asma son temas que los maestros deberían conocer. También hable de situaciones como del desorden atencional e hiperactividad (ADHD, sigla en inglés) que puede afectar el comportamiento y la concentración de su niño.

2. Asuntos Familiares: Grandes cambios (como el divorcio, la muerte de un miembro de la familia o una mudanza) son estresantes. Ponga sobre aviso al maestro, de manera que observe cambios en la conducta e, incluso, para verificar que su niño esté aparentemente BIEN.

3. Rasgos de Personalidad e Intereses Especiales: Si su hijo es excepcionalmente tímido o ligero en hacer rabietas, es mejor decírselo a los maestros antes de que llegue a ser un problema en el aula. Además, si los maestros conocen los pasatiempos e intereses de los niños, pueden lograr conectarse más rápidamente con ellos.

4. Estilos de Aprendizaje: Usted ha pasado años enseñando a su niño –desde el entrenamiento para ir solo al baño y atarse los cordones de los zapatos, hasta cómo andar en bicicleta. Usted conoce bien el estilo de aprendizaje de su hijo. Comparta las estrategias que funcionan bien en él.

5. Fortalezas y Debilidades: Tal vez su hija sea un as en resolver problemas matemáticos, pero siente verguenza de hablar en voz alta. O quizá a su hijo le guste estudiar historia, pero lucha con las lecciones de ciencias. Si usted habla de estas cosas desde el principio, los maestros tendrán más tiempo para ayudar a su niño a mejorar en las áreas que más necesita.

Compartir este tipo de información con los maestros ayudará a comprender mejor las necesidades de su hijo y pondrá una base para una relación de cooperación a través del año escolar.

Si desea hacer algún comentario sobre este artículo, diríjase a Lea los comentarios de nuestros lectores
______________________________

Por Brenda Dickerson. Derechos © 2012 de GraceNotes. Todos los derechos reservados. Traducido por Chari Torres. El uso de este material está sujeto a pautas de uso.


SiteMap. Powered by SimpleUpdates.com © 2002-2016. User Login / Customize.